Los sindicatos celebran el pago de nóminas pero avisan: aún quedan 100.000 euros por abonar

Los trabajadores del Club Cala Martina siguen sin cobrar

La cadena hotelera menorquina By Llum ha hecho efectivo el pago de las nóminas correspondientes al mes de octubre de los trabajadores de los hoteles Coral Beach y Atlantic, ubicados en la zona de es Canar, aunque aún les debe los días trabajados en noviembre y las vacaciones no disfrutadas.

Fernando Fernández, de UGT, y Consuelo López, de CCOO, atienden a los medios. | VICENT MARÍ

Fernando Fernández, de UGT, y Consuelo López, de CCOO, atienden a los medios. | VICENT MARÍ / B.Roselló. es canar

El secretario general de UGT, Fernando Fernández, confirmó que ayer lunes, a primera hora, se hicieron los pagos de los cerca de 40 trabajadores de ambos hoteles. Aún así, la empresa sigue adeudando las nóminas de los trabajadores del Club Cala Martina, por un monto que en este caso asciende a 100.000 euros.

Fernández apuntó que, con estos pagos, se constata que hay «un avance» aunque advirtió de que las protestas continuarán hasta que se salden todas las deudas. «No se trata de pagar a unos sí y a otros no, se trata de liquidar los cuatro centros de trabajo; con que haya un trabajador al que se le adeude, vamos a seguir movilizándonos», apuntó.

Medio centenar de empleados se concentraron ayer, por segunda vez, frente al Hotel Coral Beach para mostrar su rechazo a la gestión de la cadena hotelera menorquina.

El responsable de UGT señaló que el pago de las nóminas del mes de octubre de los trabajadores del Hotel Coral Beach y Atlantic es un «esfuerzo» para la empresa, «que parece que tiene poca liquidez», y confió en que la deuda se acabe de liquidar a lo largo de esta semana. «Los empleados, con su trabajo, han generado unos ingresos que tienen que repercutir en su bolsillo», insistió.

La representante de CCOO, Consuelo López, por su parte, lamentó que la gente «esté sin cobrar habiendo hecho su trabajo» y recordó que se había empezado «mal» la temporada y «estamos acabando muy mal», haciendo referencia a los retrasos registrados en diferentes meses en plena temporada turística.

De cara al próximo verano y a la posibilidad de que la cadena hotelera menorquina siga gestionando el Hotel Coral Beach, Fernández aseguró que se deberán sentar y firmar «unos acuerdos fuera del convenio» con el objetivo de que los trabajadores se sientan «respaldados» en caso de que la empresa incumpla los tiempos estipulados de pago.

Los cuatro hoteles afectados: Hotel Coral Beach, Atlantic, Paraíso y Club Cala Martina, son propiedad de Paquita Sánchez, que a la vez es propietaria de las viviendas turísticas ilegales de Casa Lola, ya derribadas por orden del Ayuntamiento de Sant Josep, y Casa Paola.

En octubre de 2021, la mayor parte de los trabajadores que ahora se ven afectados por los impagos de la cadena holetera By Llum ya se vieron en un proceso similar cuando Azuline, la empresa explotadora de los mismos establecimientos hoteleros, entró en concurso de acreedores voluntarios. En aquel momento, la conselleria balear de Trabajo tuvo que mediar en las negociaciones.