Los taxistas de la CAEB piden al Consell que aclare las tarifas del puerto de Ibiza

El Ayuntamiento dicta el decreto que regula el uso obligatorio de la parada de la avenida Bartomeu Roselló

Un taxi recoge clientes en la parada del puerto. | TONI ESCOBAR

Un taxi recoge clientes en la parada del puerto. | TONI ESCOBAR / e.r. eivissa

La Federación Empresarial Balear de Transporte, integrada en la CAEB, ha pedido al Consell de Ibiza que aclare con «urgencia» cuándo debe aplicarse el suplemento de la tarifa del puerto y el aeropuerto (dos euros) tanto en las zonas privadas como en las públicas.

Esta agrupación de taxistas, que es minoritaria en Ibiza, pide a la máxima institución insular, al ser la que aprobó las tarifas del servicio, que aclare si se puede o no aplicar el suplemento, por ejemplo, cuando se deja o se recoge a usuarios en los puertos deportivos privados, como el de Marina Ibiza.

La solicitud de aclaración se debe a las sanciones que impuso el Ayuntamiento a diversos taxistas el pasado verano por aplicar dicha tarifa fuera de las estaciones marítimas de las barcas de Formentera y de es Botafoc. Este es el criterio que utiliza la Policía Local de Vila (sólo se puede aplicar el suplemento en ambas estaciones marítimas), pero esta agrupación de taxistas pide al Consell que se pronuncie, al no estar especificado en ningún documento, y aclare si es o no correcto.

Se da la circunstancia de que, en principio, según Vila, no debe aplicarse el suplemento en los trayectos al Club Náutico Ibiza, pero sí a la estación de Formentera, cuando el acceso es el mismo, por la zona portuaria. En este sentido, el representante de este colectivo de taxistas adscrito a la CAEB apunta que cuando se presta un servicio a la zona privada del aeropuerto, la plataforma donde operan los jets, se aplica el suplemento, al igual que cuando se traslada a un cliente a a la terminal.

Hay que tener en cuenta, además, que la Policía Local sólo puede sancionar a los taxis con licencia de Vila, pero no a los de otros municipios, lo que provoca una situación de desventaja entre unos y otros, según destacan las fuentes consultadas.

Uso obligatorio de la parada de Bartomeu Roselló

Por otro lado, el Ayuntamiento ya ha emitido el decreto que regula, a partir del lunes, los descansos obligados de los taxistas durante los meses de fuera de temporada. El decreto también contempla por primera vez la distribución de uso de la parada de la avenida de Santa Eulària y la de Bartomeu Roselló. Esta norma, que se aplica para evitar que se sature la zona en obras de la calle Pere Francès, se debe romper cuando haya insuficientes taxis para atender la demanda en una de las dos paradas.