Protesta por una situación habitacional «totalmente insostenible» en Ibiza

Medio centenar de personas se concentra a la entrada del congreso de viviendas vacacionales

Medio centenar de personas se manifestó ayer a las puertas del Centro Cultural de Jesús para mostrar su desacuerdo con las políticas de vivienda y ante el anuncio de la asistencia de la presidenta autonómica Marga Prohens, que finalmente no acudió.

El portavoz del Sindicato de Inquilinas, organizador de la concentración, Daniel Granda, señaló que tras ocho años de «políticas inútiles» de vivienda en Balears, «parece que vamos a tener cuatro años más de políticas, aparte de inútiles, en contra de las familias trabajadoras de esta isla».

Granda apuntó que se está viviendo una situación «totalmente insostenible» y, encima, «tenemos que aceptar que vengan inversores de fuera de aquí a hablar de alquileres turísticos y de alquileres de temporada». El portavoz del sindicato precisó que tienen «muchas ganas» de conocer a Prohens y la instó a aplicar y no poner trabas a la Ley de Vivienda, «que es la única arma que a nosotros nos permite tener estrategias para no ser expulsados de nuestras casas», dijo.

Para el Sindicato, es «urgente» que se aplique alguna medida o «solución transitoria» que permita mantenernos en nuestras viviendas y que dejen de subirse los precios, como están subiendo». Según Granda, el coste de la vivienda ha subido en los últimos años un 78%.

Los manifestantes estuvieron vigilados hasta por una decena de agentes de la Guardia Civil, que se ocuparon de proteger la entrada al IX Congreso de Viviendas Turísticas.