Los taxistas de Ibiza no usan la parada de Bartomeu Roselló recuperada por el gobierno del PP

El presidente de la asociación mayoritaria admite que en verano es «más rápida» la del puerto, pero que con el descenso de la actividad «se utilizará»

Vehículos aparcados, ayer por la mañana, en la parada de taxis de Bartomeu Roselló. | D. I.

Vehículos aparcados, ayer por la mañana, en la parada de taxis de Bartomeu Roselló. | D. I. / eugenio rodríguez. eivissa

Los taxistas de la ciudad de Ibiza no utilizan la parada de la avenida de Bartomeu Roselló, recuperada por el nuevo gobierno municipal del PP a mediados de julio. El equipo de gobierno se limita a decir que restituyó la parada por petición del sector. Este diario pudo comprobar el lunes por la tarde y ayer por la mañana que no había ningún taxi en esta parada y, en cambio, a la misma hora, la de la avenida Santa Eulària, en el puerto, estaba llena de taxis.

Concentración de taxis en la parada de la avenida Santa Eulària a la misma hora. | D. I.

Concentración de taxis en la parada de la avenida Santa Eulària a la misma hora. | D. I. / eugenio rodríguez. eivissa

Una portavoz municipal atribuyó que la parada de Bartomeu Roselló estuviera vacía al hecho de que había escala de cruceros en el puerto y los taxis estaban «concentrados ahí». Por ello, agregó, también estaban vacías otras paradas de la ciudad. Sin embargo, otros taxistas apuntaron que la parada de Bartomeu Roselló prácticamente no se ha utilizado este verano, lo que provoca, además, que aparquen vehículos particulares.

De hecho, Alejandro Cardell, presidente de la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Eivissa, que es la mayoritaria en Vila, reconoció ayer que hay coches particulares aparcados en la parada de Bartomeu Roselló porque «no hay taxis». «La gente aparca porque los taxistas usan la otra parada [la de la avenida Santa Eulària], en la que se va más rápido», señaló Cardell, para agregar acto seguido que, a partir de ahora, con la bajada de la actividad, «los taxistas tendrán que usarla». «Y una vez que se use, ya no habrá coches», destacó.

Cardell apuntó que la parada se recuperó a mediados de verano cuando «no hay taxis en las paradas» porque están «circulando». «Ahora que se acaba [la temporada], se ocupará», reiteró.

El anterior gobierno eliminó la parada de Bartomeu Roselló en febrero del año pasado para compensar la pérdida de plazas de aparcamiento tras la instalación del carril para bicicletas en el otro lado de la avenida. Entonces, Cardell denunciaba que los taxistas eran «víctimas del conflicto entre el Ayuntamiento y la concesionaria de la zona azul por la reducción de plazas».

Pese a que los taxistas que están parados en Bartomeu Roselló tienen prioridad para atender, por el GPS, los servicios de los hoteles de la zona, los taxistas prefieren utilizar, mayoritariamente, la parada de la avenida de Santa Eulària.