El Govern cesa a 66 directores generales y a 47 cargos de confianza

Publicados algunos nombramientos como el de Javier Ureña al frente del Ib-Salut

Los nuevos consellers del Govern han jurado el cargo

Los nuevos consellers del Govern han jurado el cargo / EP

I. Olaizola

El nuevo Govern cesó ayer a un total de 66 altos cargos, fundamentalmente segundos escalones de las diferentes conselleries, directores/as y secretarios/as generales, y a 47 personas que trabajaban como personal eventual de confianza en todos los departamentos del anterior Ejecutivo autonómico, tal y como quedó publicado ayer en un BOIB extraordinario.

Un boletín oficial en que también se dio cuenta de algún nuevo nombramiento, como el de Javier Ureña, nuevo director general del Servei de Salut que esta misma mañana tenía previsto acudir a la sede del Ib-Salut en Palma para formalizar el traspaso de poderes con Manuel Palomino, entre los altos cargos cesados ayer, o el de Ismael Alonso y Catalina Neus Riera que ocuparán respectivamente las direcciones generales de Planificación, Ordenación e Infraestructuras Educativas y la de Primera Infancia y Atención a la Diversidad de la conselleria de Educación.

Otros nombramientos de altos cargos conocidos han sido el de la exdiputada del PP María José Bauzá, que dirigirá la secretaría general de la conselleria de Presidencia y Administraciones Públicas, o el de Bartomeu Alcover, un histórico del PP en sus conselleries de Turismo que ocupará este mismo cargo en el nuevo departamento que liderará Jaume Bauçà.

La jefatura del gabinete de Presidencia la ejercerá Alejandro Jurado mientras que la secretaría de Comunicación del nuevo Govern correrá a cargo de Alexander Cortès, exredactor de Diario de Mallorca. Pedro Aguiló Mora será el nuevo secretario de Prensa, María Montserrat llevará Protocolo y Relaciones Públicas e Irene Durán la secretaría de Presidencia y Atención al Ciudadano. Todos ellos son personal eventual adscritos a Presidencia.

Salarios

También en el BOIB extraordinario de ayer se hicieron públicos los salarios que percibirán las personas que ocupen estos puestos de trabajo eventuales o de confianza que, como se recordará, cesan al hacerlo el conseller titular. Se trata de los jefes de gabinete, jefes de prensa, adjuntos a estos últimos y asesores técnicos cuyos emolumentos oscilan entre los 51,721,73 euros brutos anuales para los primeros y los 48.721,73, tres mil euros brutos anuales menos, que cobrarán los adjuntos a las jefaturas de prensa y los asesores técnicos.

Entre los altos cargos cesados ayer cabe destacar algunos que han tenido un gran protagonismo en la última legislatura como Maria Antònia Font, la ya ex directora general de Salud Pública que ha lidiado con la pandemia de la covid-19; Pep Malagrava, antiguo director de Energía y de Cambio Climático; o Carmen Palomino, directora general de Función Pública y hermana de otro de los más significados destituidos, el exdirector general del Ib-Salut.