Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obituario

Muere José Luis Bofill, pionero de la astronomía en Ibiza

A causa de una afección cardíaca, a los 82 años de edad

José Luis Bofill DI

José Luis Bofill Mercadé, uno de los pioneros de la divulgación astronómica en Ibiza y Formentera, ha fallecido a los 82 años de edad como consecuencia de una afección cardíaca que padecía desde el pasado verano. Bofill, presidente de la Agrupació Astronòmica d'Eivissa (AAE) desde 2001, era técnico del sector de la electricidad y había trabajado durante varios años para la compañía GESA (actual Endesa), aunque más tarde abrió un establecimiento de instalaciones eléctricas en la ciudad de Eivissa.

La mayor aportación de José Luis Bofill a lo largo de su vida consistió en mantener a flote durante varias décadas el Observatorio de Puig des Molins, construido en 1956 por el Ayuntamiento de Eivissa coincidiendo con una aproximación especialmente favorable del planeta Marte. Él, todavía un adolescente, estuvo presente en las reuniones que aquél año desembocaron en la construcción de este observatorio y en la simultánea creación de la Agrupació Astronòmica d'Eivissa, entonces presidida por el alcalde de la ciudad.

Bofill, junto con otros apasionados de la astronomía, entre los que destacaba su amigo Daniel Escandell, divulgaron el conocimiento del firmamento no solo mediante visitas públicas al observatorio, sino también con sesiones al aire libre, conferencias y artículos en la prensa local. 

La continuidad de toda esta labor tuvo sus altibajos, debido a la escasez de efectivos que entonces tenía la Agrupación y también debido a los frecuentes problemas de mantenimiento que afectaban al observatorio, dotado entonces de una cúpula de cartón-piedra que en al menos dos ocasiones saltó por los aires durante algún temporal especialmente violento.

José Luis Bofill, nacido en Ibiza pero cuya familia tiene sus orígenes en Cataluña, combinaba esta afición con el canto, pues hasta el último momento de su vida fue miembro del coro Ciutat d'Eivissa. 

Tras un periodo de inactividad astronómica, con el observatorio cerrado y sin apenas apoyos, Bofill asistió a un inesperado resurgimiento de la Agrupació Astronòmica en el año 2010. Ello fue posible gracias a la incorporacion de una nueva generación de aficionados que, junto con el impulso dado desde las instituciones ibicencas, permitió no solo rehabilitar íntegramente el viejo observatorio de Puig des Molins y dotarlo de nuevo instrumental, sino estrenar un segundo telescopio de gran capacidad en Cala d'Hort, este último propiedad del Consell. 

Desde entonces, el observatorio de Vila recibe un promedio de 2.000 visitantes anuales para observar los astros, entre ellos numerosos centros educativos, mientras que el de Cala d'Hort está orientado a asistencias de tipo científico para instituciones nacionales, la detección de nuevos asteroides y a la obtención de fotografías de alta resolución.

El secretario de la AAE, Pedro Pérez, destaca que Bofill fue "la persona que mantuvo en pie la astronomía y el observatorio de Puig des Molins en unos años en que hacerlo suponía un gran esfuerzo y una fe que no estaban al alcance de todas las personas". También subraya su "compañerismo y total predisposición para cualquier trabajo en la Agrupación hasta el último momento".

El funeral tendrá lugar este viernes, a las cuatro de la tarde, en la iglesia de Santa Cruz, y previamente el velatorio será instalado en Pompas Fúnebres a partir de las once de la mañana.

Compartir el artículo

stats