Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Eulària pide a Salud administrativos para tres consultorios del municipio

La gerencia, que no ha recibido la petición, dice que en dos de ellos no hay actividad suficiente

Consulta de la unidad básica de salud de Jesús, que cuenta con administrativo. Juan A. Riera

Este jueves, en el pleno del Ayuntamiento de Santa Eulària, el equipo de gobierno presentará una moción para reclamar a la conselleria balear de Salud que dote de un administrativo a las tres unidades básica de salud del municipio que carecen de esta figura: Sant Carles, Santa Gertrudis y Puig d’en Valls. «De esta manera se pueden evitar miles de desplazamientos al año para poder solicitar citas y pruebas diagnósticas», justifica el Consistorio, que alega que a estos tres pequeños ambulatorios están asignadas «miles de tarjetas sanitarias».

«Los pacientes que reciben atención en ellas tienen que desplazarse a sus centros de salud de referencia para poder solicitar citas y pruebas», abunda la petición, en la que detallan que los usuarios de Sant Carles y Santa Gertrudis tienen que acudir al centro de salud de Santa Eulària, mientras que los de Puig d’en Valls deben ir al de Vila, en la avenida 8 d’Agost. «Esta situación supone desplazamientos innecesarios y gran número de complicaciones e inversión en tiempo, especialmente en el caso de familias con personas mayores que no cuentan con medios para desplazarse solos», continúa el Ayuntamiento. Santa Eulària destaca también que esta situación «incrementa la carga de trabajo de los centros de referencia» y, además, «supone que los especialistas sanitarios tengan que asumir algunas funciones administrativas».

Administrativo en Puig d’en Valls

Desde la gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera señalaron ayer que, por el momento, no han recibido ninguna petición sobre este tema por parte de Santa Eulària. En el caso de la unidad básica de salud de Puig d’en Valls, sí está contemplado que, una vez finalizada la reforma y ampliación del centro, se incorpore un administrativo. Las obras no afectarán únicamente al espacio sino que, dado el crecimiento de población que ha experimentado la zona, se dotará al dispensario de un equipo más, formado por un profesional médico y otro de enfermería.

Así, Puig d’en Valls estará al acabar la reforma, presupuestada para este mismo año, en la misma situación que las unidades básicas de salud de Jesús y de Cala de Bou, que sí cuentan con un administrativo. En este sentido, desde Salud destacan que las unidades básicas de salud que tienen un administrativo cuentan con entre 4.000 y 5.000 tarjetas sanitarias asignadas y dos y tres equipos sanitarios.

Una situación muy diferente, recalcan, a la de las unidades de Santa Gertrudis y Sant Carles, para las que Salud no tiene previsto contratar administrativos. Detallan que en Sant Carles hay 1.600 tarjetas sanitarias y en Santa Gertrudis 1.350 y que la actividad que registran no es suficiente como para justificar esas contrataciones. La gerencia se ha planteado que ambos recursos compartan esa figura, idea que ha descartado al considerar que no solventaría el problema, ya que la mitad del tiempo no estaría disponible para los pacientes, puesto que se encontraría en la otra unidad básica, lo que seguiría obligando a buena parte de los usuarios a regresar a su centro para solicitar las citas y pruebas encargadas por sus médicos.

La gerencia del Área de Salud recuerda a Santa Eulària que ante la misma situación, el Ayuntamiento de Sant Joan decidió asumir la contratación de un administrativo para las dos unidades básicas de salud con las que cuenta el municipio: Sant Joan y Sant Miquel. «El Consistorio tomó la decisión de llegar allí donde Salud no llega», señalaron fuentes de la dirección del Área de Salud.

Compartir el artículo

stats