Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abaqua emplaza al Ayuntamiento de Ibiza a separar la red de saneamiento para evitar vertidos en el puerto

Vertido de fecales en el puerto. Vicent Marí

En cuanto a los vertidos en el puerto de Ibiza a raíz de las lluvias de los últimos días, el director gerente de Abaqua, Guillem Rosselló, explicó ayer que el tanque de tormentas «está dimensionado para unas capacidades y que, en función de la intensidad de la lluvia, da respuesta o no».

En esta línea, dijo que en un corto periodo de tiempo cae un volumen tan grande que «puedes poner las bombas que quieras que es imposible controlarlo».

Así, Rosselló recordó que esta infraestructura tiene que ir de la mano de la red de saneamiento del Ayuntamiento de Ibiza, por lo que emplazó al consistorio a que realice la separativa de fecales y pluviales. Así, «el tanque recibirá menos agua y podrá gestionarla mejor», remarcó.

Paralelamente, el secretario general Juan Calvo indicó que, en estos momentos, el cuadro eléctrico de la estación de bombeo de aguas residuales del puerto trabaja en precario, después de que el calor extremo de este verano quemara el sistema. De momento, y hasta que puedan cambiarlo ya que se han encontrado con el problema de suministro a nivel mundial, las bombas funcionan a medio gas. Por eso, en episodios fuertes de lluvia no funcionan los automáticos y hay vertidos puntuales.

De las dos bombas de la estación solo funciona una de continuo y de las tres que conforman el tanque de tormentas solo una está operativa. «El problema, aun así, es en la estación, no en el tanque», matizó.

Compartir el artículo

stats