Fiestas de Sant Bartomeu

Danza urbana contra el cáncer en Ibiza

Una treintena de jóvenes asiste a la última jornada de New Moves, una iniciativa que, además de promover el amor al baile, dona lo recaudado con las inscripciones a un fin benéfico, este año a la Asociación Española de Cáncer de Mama Metastásico

Maite Alvite

Maite Alvite

Baile y solidaridad se unen en New Moves, un workshop de danza urbana que, desde 2019, organizan dentro de la programación de las fiestas de Sant Bartomeu dos jóvenes portmanyins de 23 y 22 años, Ana García y Carlos Hortensius. Cuentan para ello con el apoyo del Ayuntamiento de Sant Antoni.

La tercera edición, que se clausuró ayer en el polideportivo de ses Païsses, ha ampliado su duración con respecto a 2021 de uno a dos días y se ha podido celebrar ya sin ningún tipo de restricciones. «El año pasado, con la pandemia presente, todavía se notaba que había miedo a participar en eventos, pero esta edición la respuesta ha sido muy buena», destacó Hortensius minutos antes de que diera comienzo la última jornada, a la que acudieron cerca de una treintena de niños y adolescentes.

Como es habitual, lo recaudado con las inscripciones a las clases se destinará íntegramente a fines benéficos, en concreto este año, a la Asociación Española de Cáncer de Mama Metastásico. Además, como en ediciones previas, los participantes donaron cada uno un kilo de alimentos nos perecederos que se entregarán a Cáritas.

El cartel de profesores de New Moves 2022 lo integraban la propia Ana García y otros tres profesionales de danza urbana, Víctor Hugo, Caro BM y Sarah Coral. Los dos talleres de ayer, uno con coreografía «más comercial» y otro «más new style» los impartieron la fundadora de este workshop y la bailarina y coreógrafa de Barcelona Sarah Coral.

A las clases se apuntaron muchas estudiantes de baile de la isla, como Carla, de once años, que nunca antes había participado en New Moves. Tampoco lo había hecho Leonor, de trece años, que no se perdió ni una de las clases de esta tercera edición. «Me han encantado los talleres», aseguraba ayer esta jovencita de Sant Antoni que lleva aprendiendo danza urbana y contemporánea desde hace dos años.

«El feedback tanto de alumnos como de profesores está siendo muy bueno», aseguró Hortensius, que este año no ha ejercido de profesor, pero sí como alumno, al menos ayer en la clase de Ana García.

Estos dos jóvenes emprendedores alumbraron la idea de crear New Moves en 2017, a raíz de asistir a una competición de danza urbana en Barcelona, la ciudad en la que actualmente residen y en la que estudian, ella Comedia musical y Danza, y él Ingeniería de Sistemas Audiovisuales. «Al ver allí profesionales con tanto nivel nos pareció que sería una buena idea llevarlos a Ibiza para dar formación», explicó ayer García antes de comenzar su taller. La idea no tomó forma hasta 2019, cuando Hortensius le propuso a García embarcarse definitivamente en esta aventura. «Entonces no teníamos ni idea de cómo organizarlo y cómo contactar con los profesores y tampoco teníamos el dinero que hacía falta, así que decidimos proponer la idea al Ayuntamiento de Sant Antoni», relataron los organizadores. El Consistorio no dudó en respaldar esta iniciativa dirigida a fomentar el amor por la danza entre la juventud y la incluyó en la programación de las fiestas de Sant Bartomeu. Aquella primera edición, recordó García, ya fue todo un éxito.

Suscríbete para seguir leyendo