Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcos varados y árboles rotos por el vendaval en Ibiza y Formentera

Los bomberos vivieron el sábado una jornada intensa por los destrozos causados por el fuerte viento

27

Intensa jornada con barcos varados, hundidos y árboles caídos por el viento en Ibiza y Formentera Varios autores

Las fuertes rachas de viento en las Pitiusas este sábado trajeron de cabeza al cuerpo de bomberos, que debió atender un total de trece servicios -la mayoría relacionados con incidentes provocados por el viento-, según explicaron. Protección Civil y efectivos policiales debieron asistirles en una jornada muy intensa.

La mayoría de las actuaciones se debieron a árboles cuyas ramas habían sido arrancadas de cuajo por los vendavales. En Vila, un árbol se desplomó en el aparcamiento del antiguo Hospital Can Misses. No fueron los únicos árboles caídos. A los bomberos les constan varios más. Uno de ellos fue a caer sobre vehículos en el aparcamiento del polideportivo de es Viver, informaron desde la estación de sa Coma, mientras que en la calle de Sa Capella un pino de grandes dimensiones cayó sobre unos cables de alta tensión. De momento, no se conoce que haya ningún herido

Las otras ‘víctimas’ destacadas del viento fueron algunas embarcaciones de recreo. En Formentera quedaron varados varios barcos en la zona de sa Sequi, mientras que en el puerto de Sant Antoni, un catamarán de 52 pies de eslora -cerca de 16 metros- se hundió tras soltarse de su amarre. Por fortuna, no había ninguna persona en el interior de la embarcación.

Las incidencias por árboles caídos o afectados fueron numerosas.

Según ha podido saber Diario de Ibiza, unas rachas fuertes de viento lo llevaron contra el espigón. Como resultado del impacto, en el barco se abrió una vía de agua. La marea lo arrastró hasta el lugar en el que finalmente terminó de hundirse, situado frente a la punta de es Pinet, cerca de la baliza que limita la bocana del puerto de Sant Antoni. Debido al poco nivel del mar, sobresale parte del barco, el cual trataba ayer de reflotarse, con varios trabajadores de una empresa especializada trabajando en ello.

Árbol desmochado en Vila

Vila fue uno de los lugares donde el viento sopló con más fuerza, según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) las rachas superaron los 60 kilómetros por hora en este municipio. La racha de viento más potente se registró alrededor de las 21.20 horas y llegó a alcanzar los 63 km/h en un momento puntual. A la misma hora se anotó la velocidad media máxima, situada en los 32 km/h. En Formentera, las rachas fueron algo más moderadas, al menos en el punto de medición de la Aemet en la isla. A las 21.20 horas, se alcanzó una racha máxima de 43 km/h. La mayor velocidad media, sin embargo, fue bastante moderada y se alcanzó por la mañana. En torno a las 10.20 horas el viento soplaba a una media de 22 km/h.

Barco varado cerca de sa Sequi

El mayor empuje del viento, no obstante, se detectó en el aeropuerto de es Codolar, donde, alrededor de las 21 horas, el viento alcanzó los 65 km/h en un momento dado. También fue a esta hora cuando la velocidad media del viento alcanzó su valor más elevado, con 45km/h a las 21.10 horas. De nuevo, se trata del mayor registro en Ibiza.

El aeropuerto registró la mayor racha de viento, que sopló a 65 kilómetros por hora a las nueve de la noche

decoration

Por su parte, en Sant Antoni los vientos parecen haber sido menores, con una racha máxima de 39km/h a las 10.10 horas y un pico en la velocidad media de 15 km/h en el tramo temporal en torno a las 3.10 horas de la madrugada del viernes al sábado. Sant Joan también cuenta con estación propia, pero no mide el viento.

Compartir el artículo

stats