Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo en Ibiza: Portinatx, destino para adultos

Mientras que el pequeño comercio se ve perjudicado con la reconversión de los hoteles que no permiten niños, la restauración agradece un turismo de mayor poder adquisitivo

26

Turismo en Ibiza: Portinatx, destino para adultos J.A: Riera

El Grupotel Ibiza Beach Resort (antiguo Sensimar) fue el primero de Portinatx en reconvertirse para una clientela exclusivamente adulta en 2014. Desde entonces, siguieron su ejemplo el Hotel Sandos El Greco, en 2017, y el Barceló Portinatx. El único de los grandes hoteles de este núcleo que se mantenía como establecimiento destinado a familias, el Presidente, permanece cerrado desde su venta a un grupo inversor, en 2018. El Portinatx Beach Club, ya en la punta de sa Torre, no veta a los menores, pero su régimen de todo incluido no favorece que su clientela se prodigue mucho por el resto del pueblo.

Tras décadas con una clientela familiar, la consolidación de Portinatx como destino para adultos afecta especialmente al comercio tradicional, mientras que la restauración agradece el mayor gasto que generan los dinkis (acrónimo de double-income no kids, es decir, doble sueldo sin niños).

«Antes paseaban muchas familias y los hijos siempre animaban a que se comprara más, porque pedían juguetes para la playa», recuerda Elena Torres, dependienta de los Souvenirs Mar y Sol. Además, ella echa de menos «la alegría que dan los pequeños, que son un soplo de aire fresco».

Tranquilidad

Torres interrumpe su respuesta para atender a tres niños que piden pelotas y pistolas de agua. Van acompañados de dos adultas. Una de ellas, Eva Gutiérrez, de Valencia, vivió en la isla hasta hace 15 años y desde entonces suele regresar a veranear. «Hace dos años vine de vacaciones a un hotel de aquí precisamente porque era solo para adultos y buscaba tranquilidad», recuerda.

"El fin de semana está lleno de familias con hijos que vienen del resto de la isla, pero entre semana solo se ven adultos en la playa"

decoration

Evidentemente, las parejas con niños pueden seguir pasando sus vacaciones en otros alojamientos turísticos, como apartamentos y hostales, «pero Portinatx ha cambiado muchísimo», constata María Marí, del Supermercado s’Arenal. «El fin de semana está lleno de familias con hijos que vienen del resto de la isla, pero entre semana solo se ven adultos en la playa con las toallas naranjas», detalla.

El color de estas toallas identifica a los turistas del Sandos El Greco, el más grande del núcleo con sus 242 habitaciones. Pero, realmente, la mayor parte de estos visitantes permanece durante el día en las tumbonas de la piscina.

En Portinatx aún no se han adjudicado las hamacas de la playa, «por eso ahora se ve menos gente», precisa Vicente Quiles en su concesión de actividades acuáticas. «El gran bajón se notó en 2017 y desde entonces ya se ha consolidado el modelo adults only. Aún se ven familias gracias a los chalés y apartamentos, pero muchas menos», incide.

Quiles añora el movimiento que generaba el Presidente con sus 270 habitaciones, igual que su vecino Joan Escandell, del Restaurante Bahía de Portinatx. Sin embargo, y a falta de los centenares de turistas que regresarán cuando reabra este hotel, Escandell reconoce que él ha salido ganando con el cambio de modelo turístico. «Antes nos afectaba mucho el todo incluido, pero ahora se vuelve a ver mucho movimiento de dinero, sobre todo desde que el Sandos pasó a media pensión», detalla.

Igualmente, la reconversión de estos hoteles para adultos se ha acompañado de un aumento de categoría, atrayendo a visitantes de mucho mayor poder adquisitivo. «Hubo temporadas muy difíciles por el tipo de turismo, si bien es verdad que en este restaurante tenemos la ventaja de que nos salvábamos en los años malos gracias a esta terraza», recuerda Escandell.

Un paraíso en 2020

En una de las mesas, Antonio Fernández y Mercedes Romero disfrutan de las vistas sobre s’Arenal Gros. Viven en Vila y suelen frecuentar esta playa los sábados, cuando se llena de familias del resto de la isla. Así que, para ellos, el choque se produjo durante la pandemia. «La verdad es que en 2020 esto era un verdadero paraíso, sin apenas gente», recuerda Fernández.

"Parece que quieren convertir la isla en un sitio sin familias y solo para ricos"

decoration

Marce López regenta desde hace 17 años la Boutique Sol, junto al hotel Barceló, donde ella había trabajado como gobernanta a finales de los noventa. «A mí me va mejor y vendo más con el adults only, pero sí que es verdad que en otras zonas ha perjudicado bastante», matiza.

La valenciana Marisa García y el italiano Diego Salvati llegan a la playa desde un hostal de Santa Eulària, donde están hospedados. Ahora están de turismo, pero ambos conocen bien la isla, donde vivieron, y porque ella, coreógrafa, organiza eventos como el Ibiza Fulldance Hip Hop. Aún así, quedan impactados al conocer que los grandes hoteles de Portinatx ahora son exclusivos para adultos. «Parece que quieren convertir la isla en un sitio sin familias y solo para ricos», lamentan.

Compartir el artículo

stats