Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Los hoteleros de Ibiza y Formentera, preocupados por la facturación y no por la ocupación

Los hoteles registran en mayo y junio las cifras previas a la pandemia, pero temen por los efectos de la inflación en sus resultados a final de temporada

Un grupo de socios de la Federación Hotelera, tras finalizar su asamblea en el Six Senses. | TONI ESCOBAR

Las cifras de ocupación de la planta hotelera del mes de mayo y junio, que recuperan los niveles de 2019, confirman todas las previsiones y el sector no tiene ninguna duda de que «la temporada va a ser muy buena» en cuanto al número de visitantes. Eso sí, su mensaje está lejos del triunfalismo «con una inflación al 8% y que seguirá creciendo», según admitió la presidenta de la Federación Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif), Ana Gordillo.

«Vamos a ser cautos, porque lo que nos interesa a todas las empresas es la cuenta de resultados que tendremos al final de la temporada», precisó Gordillo. De momento, ya son «muchos» los hoteles que están aumentando sus tarifas para hacer frente a la subida general de los costes. «No queda otra», subrayó.

Al margen de la coyuntura económica, la asamblea anual de la Fehif, celebrada en el hotel Six Senses de Sant Joan, coincidió ayer con la presentación del informe de la ocupación en las Pitiusas durante mayo. El cómputo general del mes se cerró con un 67% de las camas ocupadas, con un 69,76% en el caso de Ibiza y un 43,27% en Formentera.

Mayo se cerró con un 67% de las camas ocupadas, un 69,76% en el caso de Ibiza y un 43,27% en Formentera

decoration

Segunda quincena

A partir de la segunda quincena de mayo, los datos invitan especialmente al optimismo a los hoteleros ibicencos, ya que, con la práctica totalidad de la planta abierta, se obtuvo una ocupación del 75,76%, mientras que sus colegas de la pitiusa menor registraron un 46,80%. «Pero seguro que Formentera remonta en junio, julio y agosto», apuntó Gordillo.

Estas cifras representan un aumento del 46,5% con respecto al mes de mayo del año pasado, cuando solo estaba abierto el 20% de los establecimientos. Pero el índice verdaderamente significativo para los hoteleros es que se recuperan los niveles de 2019 ya que en mayo de ese año la ocupación en las Pitiusas fue del 74,1%.

Gordillo constató que los datos del mes de junio confirman que «será mejor que mayo», al igual que las reservas hasta el final de temporada

decoration

Además, a falta del balance a final de mes, Gordillo ayer constató que los datos del mes de junio confirman que «será mejor que mayo». Las reservas hasta el final de temporada siguen esta misma tendencia.

Vila, a la cabeza

Por áreas turísticas, Vila es la que obtuvo mejores resultados en mayo, con una ocupación media del 70,6%, seguida de la bahía de Portmany, con un 69,98%, Santa Eulària, con un 68,46%, Sant Josep, con un 68,17%, y Sant Joan, con un 66,13%, mientras que Formentera, que computa solo como una zona, registró el 43,27%.

En cambio, en comparación con el año pasado, la zona que experimenta un mayor aumento en la ocupación es Sant Josep, con una variación interanual del 56,7%, mientras que la media del crecimiento interanual en el conjunto de las Pitiusas fue del 46,5% en mayo.

Compartir el artículo

stats