Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

crisis sanitaria u dos años de pandemia

Dos años de pandemia: del paciente cero a ómicron

Baleares cumple mañana dos años desde la detección del primer positivo, con 1.157 muertos, 7.388 hospitalizados, la vacunación con menor cobertura del país y la previsión económica de convertirse a finales de 2022 en la primera comunidad que sale la crisis

Del paciente cero a ómicron | FOTO: VICENT MARÍ

La pandemia en Baleares empezó a la hora de la cena. El viernes, 7 de febrero del año 2020, a las 22.27 horas, un escueto comunicado de la conselleria de Salud dio la primera voz de alarma. Mañana se cumplen dos años. A esa hora, Epidemiología informó que acababa de detectar en Mallorca a cuatro personas que habían tenido un contacto estrecho con un caso confirmado de coronavirus. El virus viajó desde Singapur, hizo escala en los Alpes franceses y encontró su destino final en Marratxí. Una de esas cuatro personas, un inglés residente en la localidad mallorquina, se convirtió en el paciente cero, en el primer positivo detectado en Baleares y en el primer residente en España en contagiarse, tras el caso del turista alemán que dio positivo en La Gomera el 31 de enero.

Del paciente cero a ómicron Miguel Vicens

El británico se había contagiado a finales de enero durante una estancia en el chalé de Les Contamines-Montjoie, en los Alpes franceses, donde viajó con su familia para esquiar y donde coincidió con un compatriota, Steve Walsh, un ejecutivo que se contagió en una conferencia de su empresa en Singapur, luego se fue a esquiar a los Alpes franceses, donde coincidió con el residente de Marratxí, días más tarde viajó a Ginebra y desde allí regresó a Londres, donde tras su aterrizaje pasó la velada en un pub. Fue bautizado como el supercontagiador y dejó un récord internacional de positivos por todos los lugares que transitó.

Tras el primer contagio detectado en Baleares, la pandemia todavía no había adoptado toda su dimensión, las autoridades sanitarias españolas minimizaban las repercusiones del positivo mallorquín y todos los medios de comunicación redactaban reportajes explicativos sobre el coronavirus chino, como todavía le llamaban como si fuera algo ajeno. Faltaban solo 32 días para que la OMS elevara la emergencia sanitaria a pandemia y 35 días para que España decretara el primer Estado de Alarma y el 15 de marzo empezara el confinamiento de toda la población. Pero muy pocos preveían todavía lo que iba a suceder y cuánto iba a durar.

12% de muertes en Ibiza

Dos años después o seis olas más tarde, en el recorrido del confinamiento severo al certificado covid, la pandemia no ha escrito todavía su final. Y desde entonces ha dejado en Baleares una factura de 1.157 muertos, 275 de ellos en las residencias de ancianos; 7.388 ciudadanos hospitalizados, el 3% de los contagiados, y 1.158 ingresos en UCI, con una media de doce ingresos a la semana o de un ingreso por cada 200 positivos.

El 82% de las muertes se han producido en Mallorca, el 12% en Ibiza, el 5% en Menorca y el 1% en Formentera. 2020 acumuló 554 decesos. 2021 sumó otros 518 más, pese al escudo protector de la vacunación. Y 2022 lleva por el momento 89. Con la gran mayoría de los fallecimientos concentrados entre los 50 y los 90 años y solo dos por debajo de los 19 años, una niña de 18 que falleció el pasado agosto sin patologías previas y un menor que murió el 22 de enero.

La primera ola estableció el récord de ingresos hospitalarios y la sexta el récord de contagios, acumulando en dos meses y por el empuje de la variante ómicron más de la mitad de los 236.897 diagnósticos confirmados desde el positivo del residente inglés de Marratxí con el que empezó todo.

El proceso de vacunación, iniciado el 27 de diciembre de 2020, cambió completamente la cara de una pandemia que en Baleares había empezado arrasando la Atención Primaria y desbordando por completo los hospitales, aunque superada la falta de dosis de los primeros meses, la comunidad se reveló como uno de los territorios con peor cobertura y más resistencia al fármaco entre la población.

El 81,2% de la población mayor de 12 años tiene la pauta completa, nueve puntos por debajo de la media española y el porcentaje más bajo por comunidades autónomas. Y la cobertura de la población vacunada con dosis de recuerdo se reduce todavía al 39,1%, con 424.389 ciudadanos mayores de 12 años inoculados de los 1.083.187 que forman la población diana. La vacunación pediátrica , de 11 a 5 años, tampoco acaba de arrancar. Su cobertura se reduce al 33,7%, la más retrasada de España.

La factura económica de la pandemia también ha sido en Baleares de proporciones descomunales. El PIB se hundió un 23,7% en 2020 por los efectos de la covid y la dependencia casi exclusiva del turismo, lo que se concretó en una caída de 7.800 millones de euros que la comunidad dejó de facturar.

La recuperación

En contrapartida, los expertos señalan que Baleares será la primera comunidad en recuperase. El último informe del BBVA señala que las islas cerraron 2021 con el mayor crecimiento económico del país, al situarse en un 10,5%. Y apuntan que alcanzarán en 2022 la segunda mayor subida de España, de un 8,3%, solo superada por la canaria (9,6%), y volverán a recuperar el liderazgo en 2023, cuando alcance un alza del 6%, según las previsiones.

A ello ha contribuido también el Govern al ejecutar con celeridad el reparto completo de 885 millones de ayudas concedidas por Madrid, gestionando con eficacia toda la burocracia de condiciones del reparto y alcanzando a 12.000 empresas.

La variante ómicron ha superado en dos meses los contagios diagnosticados en 18 meses de pandemia, pero no ha saturado los hospitales.

Compartir el artículo

stats