Crisis

Empresarios y sindicatos de Ibiza piden aplazar un verano más el pago de tasas

Reclaman al Ayuntamiento las mismas medidas económicas que el verano pasado y apuestan por el pasaporte sanitario y el control en puertos y aeropuerto

Aspecto de la playa de ses Salines en octubre del año pasado.

Aspecto de la playa de ses Salines en octubre del año pasado. / VICENT MARÍ

Redacción

La primera reunión de este año de la Mesa de Turismo de Sant Josep sirvió ayer para confirmar que los agentes sociales de este municipio están como el resto de la sociedad pitiusa: expectantes ante la evolución de la pandemia y sobre cómo afectará a la próxima temporada. En una nota de prensa tras el encuentro, el concejal de Turismo, Eduardo Sánchez, lo resume así: «Todos los presentes hemos compartido la situación de incertidumbre que sufrimos actualmente y que complica poder hacer ninguna previsión, ni siquiera a pocos meses vista» del verano.

Ante esta tesitura, desde el Ayuntamiento explican que tanto los empresarios como los sindicatos han pedido prolongar este verano las medidas económicas implementadas hace un año para reducir el impacto de la crisis.

Las medidas económicas

Entre ellas, «el aplazamiento del pago de tributos y la gratuidad de la tasa de ocupación de la vía pública, con lo que los negocios no deberán pagar por sus terrazas y se mantienen las facilidades para ampliar su superficie mientras no obstaculicen el paso de los peatones», recuerda el Consistorio.

«También aplazamos el final del periodo voluntario de pago de impuestos hasta finales del mes de noviembre, como ya hicimos el año pasado, y se facilitará su abono atrasado», indica el concejal de Economía, Vicent Roselló, en la nota del equipo de gobierno.

La reunión de la Mesa de Turismo fue telemática. | AYUNTAMIENTO

La reunión de la Mesa de Turismo fue telemática. / AYUNTAMIENTO

En la misma línea, el Consistorio anuncia el aplazamiento, «hasta el 31 de julio», del abono de la primera mitad del canon de playas, que suma 1,8 millones de euros, «con lo que tendremos margen para evaluar si habrá una actividad económica normal o si, por el contrario, nos tenemos que plantear una reducción de este canon, como ya tuvimos que hacer el año pasado por la caída del turismo», añade Roselló.

El Consistorio explica además que los agentes sociales, en esta reunión, «han reclamado medidas como la implantación del pasaporte sanitario y el control de los pasajeros en su llegada a la isla» para controlar la pandemia del coronavirus.

Nueva reunión en dos meses

Los participantes en la Mesa de Turismo han acordado reunirse de nuevo dentro de dos meses «para recopilar la información de la que dispondremos después de las acciones promocionales previstas y de los contactos que se puedan mantener hasta entonces con los distintos operadores» turísticos.

«Pensamos que en este momento toca favorecer la actividad en nuestro municipio para asegurar el trabajo y los ingresos de nuestra gente», indica el concejal Sánchez en el comunicado.