Córdoba dice que su advertencia al Govern «tiene que ver con Formentera»

Javi Serra, presidente de Compromís, señala que debe ser el presidente del Consell de Formentera quien «dé explicaciones» sobre el motivo de su amenaza

Reunión, a principiosde legislatura, entre Marga Prohens y Llorenç Córdoba.

Reunión, a principiosde legislatura, entre Marga Prohens y Llorenç Córdoba. / CAIB

El presidente del Consell Insular de Formentera, el independiente Llorenç Córdoba, no quiso ayer dar más explicaciones sobre la posible retirada de su apoyo, como diputado de Sa Unió (coalición de Compromís amb Formentera y el PP insular) al Govern balear, tal y como dejó claro en un escueto mensaje enviado en la tarde de este lunes a los medios de comunicación.

Como diputado autonómico tampoco quiso aclarar los motivos de su advertencia al Govern y a preguntas de los medios de comunicación a su llegada al Parlament manifestó: «De momento no voy a hacer más declaraciones». Aunque matizó que la posibilidad planteada de retirar su apoyo al Govern, «tiene que ver con Formentera».

«No diré más cosas, cuando llegue el momento hablaremos, pero desde el inicio de la legislatura, todo evoluciona; pero si me he pronunciado como presidente de Formentera, es que tiene que ver con la isla», afirmó.

El presidente insular tampoco aclaró si la posibilidad de retirar el apoyo «incondicional» al Govern tiene que ver con la destitución del gerente del Ibetec, Juan Antonio Serra, tras salir a la luz la apertura de juicio oral contra él, acusado de agresión sexual y de pegar a un policía.

El presidente de Compromís amb Formentera (partido que forma parte de la coalición de Sa Unió), Javi Serra, tampoco quiso explicar el contenido del mensaje de Córdoba: «El que tiene que dar las explicaciones es el presidente», señaló.

Solución a las aguas residuales

El diputado Llorenç Córdoba Marí, del Grupo Mixto, preguntó ayer en el pleno del Parlament al conseller del Mar y del Ciclo del Agua, Juan Manuel Lafuente Mir, sobre las actuaciones que su departamento ha hecho para poder desarrollar el segundo punto del pacto de investidura (recalcó que no es de legislatura) firmado entre el Partido Popular y Sa Unió de Formentera.

Ese segundo punto, según explicó Córdoba, hace referencia al «compromiso de resolver de una vez por todas el tratamiento de las aguas residuales para que sean enviadas a la balsa de riego y no provoquen vertidos dañinos en el emisario, mejorando para ello la estación depuradora y su emisor submarino». Lafuente subrayó que al Govern le «preocupa este tema» y que trabaja «para cumplir» ese punto del acuerdo: «Y usted sabe que lo hacemos coordinadamente con su Consell».

El conseller explicó que el proyecto para «la mejora y ampliación de la capacidad de la depuradora de Formentera a 4.000 metros cúbicos diarios prosigue su trámite». Tiene un presupuesto de cuatro millones de euros y las obras durarán 18 meses. Actualmente, «el proyecto está sometido a la revisión de precios». Lafuente calcula que en enero de 2024 se iniciará el trámite para la licitación de las obras, tal y como adelantó Diario de Ibiza «Y mientras -añadió- están siendo ejecutadas mejoras en esa planta por valor de 320.000 euros. Estamos cumpliendo de forma leal el pacto».

En su respuesta, Córdoba criticó a las formaciones de izquierda que gobernaron Balears y Formentera y «vendieron su ecologismo de propaganda», aunque «dejaron una depuradora obsoleta que vierte aguas mal depuradas en el Parque Natural y en la posidonia». Por eso, Córdoba dijo que quiere un Govern «que deje de prometer sin cumplir», por lo que animó a Lafuente a «seguir trabajando en esa línea». El presidente formenterés aseguró que continuará «fiscalizando» la labor del Ejecutivo balear: «Es mi trabajo».

«Esperamos seguir trabajando de forma conjunta con Formentera, como hasta hora. El cambio será sustancial si trabajamos de forma leal y coordinada», le respondió Lafuente.