Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia reanuda el juicio del caso ‘Punta Prima’, en Formentera, contra los consellers de GxF

La Fiscalía ya concluyó que «no hubo delito» en la actuación de los políticos y no presenta acusación

Imagen de la llegada a la Audiencia, hace un año, de los acusados y sus abogados. B. Ramón

La sección primera de la Audiencia Provincial de Balears ha fijado la continuación del juicio del caso ‘Punta Prima’ para los próximos días 9 y 10 de noviembre a partir de las 9,30 horas. Hace un año, el 15 de noviembre de 2021, los consellers del equipo de gobierno de GxF, acusados de prevaricación por la empresa Sunway, acudieron al juicio, que se suspendió tres días después por la baja de la presidenta del tribunal. Ahora se reanudan las sesiones con las declaraciones de los últimos testigos y las conclusiones de las partes.

En este caso solo hay acusación particular, ejercida por el empresario Leo Stöber, de la empresa Sunway S.L, que acusa de prevaricación al expresidente del Consell, Jaume Ferrer, la exconsellera Sonia Cardona, el actual conseller de Hacienda, Bartomeu Escandell (único en política activa), y a Josep Mayans, exconseller. Todos coincidieron en la legislatura de 2007 a 2011.

La Fiscalía, en su escrito de conclusiones, consideró que «no hay delito» y recordó que todos ellos, por mayoría absoluta, acordaron la aprobación definitiva de la revisión de las Normas Subsidiarias de Planeamiento Urbanístico (NNSS), actual PTI, «lo que determinó que terrenos de propiedad del querellante, Sunway S.L., se declararan ‘espacios libres públicos', de cesión gratuita al Consell y por lo tanto no edificables». La justificación de esta medida se explicaba en «la necesidad de mantener la calidad paisajística y natural de los terrenos, de especial fragilidad, al estar incluidos dentro de la zona periférica de protección del Parque Natural de ses Salines».

El ministerio fiscal consideró que «no queda acreditado que los acusados, durante los años 2008 y 2009, para conseguir la aprobación de las NNSS, hubieran retrasado de forma intencionada y con ánimo de perjudicar los intereses de la querellante, la aprobación definitiva del PERI de Punta Prima, mediante la no publicación del informe preceptivo de impacto ambiental».

En cambio, el empresario Leo Stöber, que mantiene varios frentes abiertos contra los consellers de GxF de esa época, sostiene lo contrario. Esta querella se arrastra desde 2012, aunque el caso Punta Prima se remonta a los años ochenta. Los acusados tienen previsto acudir a la vista aunque no estén obligados a hacerlo ya que declararon hace un año.

Compartir el artículo

stats