Muros en los campos de fútbol de Ibiza: Sant Miquel y es Puig d'en Valls serán los primeros en tener protecciones

Los ayuntamientos de Sant Joan y Santa Eulària empezarán a instalar sistemas de acolchado a partir de la semana que viene

Imagen del muro perimetral del campo de fútbol municipal de es Puig d’en Valls. | VICENT MARÍ

Imagen del muro perimetral del campo de fútbol municipal de es Puig d’en Valls. | VICENT MARÍ / Vicent Marí

Los ayuntamientos de Sant Joan y de Santa Eulària comenzarán la semana que viene la instalación de sistemas de acolchamiento para los muros perimetrales de los campos de fútbol municipales de Sant Miquel y de Puig d’en Valls, respectivamente. Se trata de las primeras medidas que adoptan las administraciones locales para proteger a los deportistas, después de que varios jugadores de categorías inferiores hayan sufrido lesiones de diferente gravedad tras chocar con estas instalaciones de hormigón que delimitan los terrenos de juego.

Valla en el campo de Sant Miquel.

Valla en el campo de Sant Miquel. / RUBÉN J.PALOMO. EIVISSA

Santa Eulària comenzará por el campo municipal de Puig d’en Valls. Según un portavoz municipal, cuando les llegó la petición por parte de Cristina Martínez, la madre de uno de los chicos afectados, lo primero que hicieron fue «confirmar que todos los campos cumplieran la normativa de distancias porque, si por algo no fuese así, obviamente la actuación tendría que ser otra».

En principio todos los recintos cumplen las distancias mínimas, de un metro entre la línea del terreno de juego y el muro perimetral, «pero viendo que esto en determinados casos no es suficiente», añaden desde el Consistorio, se procedió a buscar una empresa que lo pudiera gestionar. «Le pedimos que nos hiciera un análisis de las necesidades en cada pista y cuál podría ser la solución a aplicar».

Con esta información, añaden desde el ayuntamiento de Santa Eulària, «se decidió hacer una primera intervención en el campo de es Puig d’en Valls, ya que allí lo que más interesa hacer es proteger el muro que da a las gradas y a las pistas cubiertas. Los otros tres márgenes del campo están más separados», puntualizan.

Esta actuación se llevará a cabo a partir de la próxima semana por unos 14.000 euros, indican, por lo que no sería preciso hacer un concurso y se puede adjudicar de forma directa. La intención del gobierno municipal es llevar a cabo el próximo año una licitación conjunta de los otros campos ya que, explican, serán «recubrimientos más largos y los importes obligan a realizar otro tipo de procedimiento». La previsión es que se puedan hacer por entre 100.000 y 120.000 euros.

Las otras actuaciones serán en Sant Carles (2 laterales), Jesús (3 laterales) y Santa Gertrudis (2 laterales). En el de Santa Eulària las distancias son más grandes en todos los fondos por lo que, a priori, no se estima necesario forrar ningún muro.

También se van a proteger los muros del campo municipal de Sant Miquel, donde además de partidos de categorías inferiores juega la Penya Independent de Segunda RFEF. Según explicaron desde el Consistorio, ya está hecho el perfilado en los bordes y está previsto que la semana que viene se inicien los trabajos para poner un material acolchado.

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Sant Antoni ha aprobado de forma inicial una partida de 100.000 euros y prevé sacar a concurso en el primer trimestre de 2024 los trabajos para instalar protecciones en los campos municipales de Sant Antoni y Sant Rafel.

Vila, por su parte, ya informó de que los trabajos para Can Misses-2, Can Cantó y Es Pratet están en proceso de licitación. Desde Sant Josep no hubo respuesta a la consulta de este diario.