Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piragüismo

Bruno García, orgullo de Ibiza

El palista del Nàutic Sant Antoni, flamante doble medalla de plata con España en el Mundial Júnior de Portugal en las pruebas de K-2 500 y K-4 500 metros, recibe un merecido homenaje en la sede del club y recoge entre los suyos todo el cariño y la admiración que le profesan

Bruno García, palista del Club Nàutic Sant Antoni, muestra las dos medallas de plata que ha logrado estos días con el equipo español en el Mundial Júnior de Portugal. |

El ibicenco Bruno García, palista del Club Nàutic Sant Antoni (CNSA) y flamante doble medalla de plata con España en el Mundial Júnior de Portugal en K-2 500 y K-4 500 metros, recibió en la tarde de este martes un merecido homenaje en la sede de la entidad sanantoniense, donde el piragüista pudo recoger entre los suyos todo el cariño y la admiración que le profesan quienes le conocen de cerca, tras toda una vida desde niño entre pantalanes, remos, palas y piraguas.

El doble plata mundialista posa feliz junto a sus padres.

A sus 18 años, Bruno García ha conseguido por méritos propios y deportivos erigirse en el gran orgullo del Club Nàutic Sant Antoni y de todo el piragüismo de la isla de Ibiza.

El joven piragüista ibicenco se funde en un abrazo con Eduardo Prendes, su entrenador, a su llegada al club sanantoniense. | FOTOS: ZOWY VOETEN

El palista del equipo nacional español júnior saboreó ayer con delectación de las sensaciones del éxito logrado en Portugal y fue aclamado con una fuerte ovación a su llegada al Club Nàutic Sant Antoni, donde la entidad le organizó un cálido recibimiento y un emotivo acto de homenaje, en el que participaron sus compañeros de la sección de piragüismo, sus entrenadores, Betty Menéndez y Eduardo Prendes, así como una amplia representación de personas vinculadas al club.

Una imagen en perspectiva del cuadro de honor en la entrada del CNSA.

Bruno García, acompañado de sus padres, disfrutó de unos amenos instantes en los que posó divertido para las cámaras de los medios con sus medallas y se inmortalizó feliz en un sinfín de fotos para el recuerdo rodeado de toda su gente porque la ocasión así lo merecía, sin duda.

Un instante de la charla-coloquio con el doble subcampeón júnior.

Miembro del mejor equipo júnior

Posteriormente, el doble subcampeón del mundo júnior intervino en una charla-coloquio junto a su entrenador Eduardo Prendes, en la que Bruno García compartió con los presentes en la terraza del CNSA algunas de las experiencias y anécdotas vividas con el combinado español en la competición mundialista.

Betty Menéndez, Bruno García y Eduardo Prendes.

Betty Menéndez, Bruno García y Eduardo Prendes.

«Por resultados es el mejor equipo júnior que ha llevado nunca España a un Campeonato del Mundo. Y hemos sacado tres oros y dos platas. Cinco medallas en seis pruebas», destacó ante todo el palista del CNSA, al tiempo que destacó que en el equipo nacional se llevan todos «muy bien» y que tienen «muy buen grupo», por lo que «todo con ellos se hace más llevadero». No obstante, Bruno García reconoció haber tenido alguna discrepancia durante la concentración con el técnico de la selección júnior, aunque se mostró «agradecido» a su entrenador porque le llevó al Mundial «en plena forma».

El doble subcampeón mundial es aclamado y ovacionadopor la gente del CNSA.

Referente en la isla

Convertido ya con estos éxitos mundialistas en un modélico referente para las nuevas y jóvenes generaciones de palistas ibicencos que vienen por detrás, Bruno García parece haber sentado escuela y marcado un antes y un después para el mundo del piragüismo pitiuso. Sin embargo, el doble subcampeón mundial, haciendo gala de una gran humildad, descartó cualquier protagonismo en ese sentido, antes de ofrecer una recomendación para los niños y jóvenes de Ibiza que practican o se inician en el piragüismo: « La verdad es que ha sido una experiencia increíble. Por las medallas y por los amigos, es algo que no voy a olvidar nunca. Pero yo no me veo aún para dar a nadie consejos. No he asimilado aún casi que soy subcampeón del mundo. Sí que diría que lo importante es rodearte de gente que te apoye, como mi compañero Hugo o Edu Prendes y los amigos que están aquí, que te ayuden siempre a superarte».

« A mí no se me hace pesado pasar tres o cuatro horas aquí entrenando porque, al final, lo disfruto» « Es importante rodearte de amigos y de gente que te apoye y que te ayude siempre a superarte»

BRUNO GARCÍA - Doble plata mundialista júnior

decoration

En ese sentido, Bruno García añadió que eso hace que sean «felices» cuando van «a entrenar».

«A mí no se me hace pesado pasar tres o cuatro horas aquí entrenando porque, al final, lo disfruto. No es que yo venga pensando en que voy a hacer este entrenamiento porque quiero ir al Mundial, sino que vengo porque me lo paso bien. Lo único que puedo decir es que lo disfruten», concluyó el palista del CNSA.

Finalmente, Bruno García participó como invitado de honor y enseña del club en la presentación del cuadro de honor de los últimos veinte años de historia deportiva del CNSA, una interesante muestra de imágenes y paneles fotográficos que la entidad ha instalado en el hall de acceso, con el que se rinde homenaje a los deportistas más importantes que han pasado por su cantera.

Eduardo Prendes:«Estoy contentísimo y súper orgulloso»

Eduardo Prendes, entrenador de piragüismo del CNSA se mostró «orgulloso» de su pupilo y señaló ayer que «esta temporada» ha sido «especial» porque venían de estar «mucho tiempo parados» y «sin competir con la pandemia».

«Ha sido una temporada increíble. La preparación y la temporada transcurrían con normalidad. Todo iba sobre ruedas en invierno, pero en marzo, a dos meses del selectivo para el Mundial, Bruno tuvo una lesión muy grave, que estuvo a punto de echar por tierra todo lo que ahora estamos celebrando», recordó Prendes, antes de detallar: «Llegó al control con tres semanas escasas de entrenamiento y se clasificó por los pelos para entrar en el equipo nacional. Para mí fue un milagro. Sin embargo, a partir de ahí, Bruno ha ido subiendo continuamente. Y conseguir dos medallas de subcampeón del mundo es mucho más de lo que podíamos imaginar. Yo estoy contentísimo y súper orgulloso de él. Para mí es una satisfacción tremenda ver cómo ha progresado como deportista y como persona porque lo llevo viendo desde que tenía 9 años».

Compartir el artículo

stats