Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festival

El creador asturiano Javier Ideami, premio en Cannes por su experimental 'Totem'

El artista multidisciplinar defiende una regulación global de la IA "urgente" y augura una batalla entre falsificaciones y herramientas para detectarlas

Javier Ideami, ante el cartel de Cannes con la tarjeta de su premio.

El creador asturiano Javier Ideami (Oviedo, 1973) ha vuelto de Cannes con un premio bajo el brazo a la mejor película experimental del French Riviera Film Festival que se desarrolla en el marco del certamen galo. La obra ya había sido premiada antes en otros lugares pero, explica Ideami a este diario, "es importante por lo relevante de recibir un galardón dentro del contexto y los actos que se desarrollan durante el certamen de Cannes".

La obra de Ideami, que trabaja entre Barcelona y Asturias –"Mi casa, a la que amo con locura"– se titula 'Totem' y se estrenó durante la apertura de la Bienal de Venecia de arte del 2022. Según Ideami ('"Mi Idea", al revés, nombre artístico de Francisco Javier Gonzalez Bernardo–), es "una interpretación artística de una obra escultórica a gran escala del mismo nombre creada por el artista multidisciplinar de Hong Kong Wallace Chan. Está inspirada también en una interpretación conceptual de las esculturas de Chan escrita por el gran comisario de exposiciones británico James Putnam. Todo fue transformado por mí en un guión y en una narrativa audiovisual para crear la interpretación artística final".

En la obra, prosigue, "el hierro y el titanio se utilizan para representar lo terrestre y lo espiritual respectivamente. Pacíficos rostros hechos de titanio representan también a la madre tierra. La interferencia del hierro con el titanio representa el cómo algunas de las actividades del ser humano pueden interferir con el delicado equilibrio que nos conecta con la madre tierra. Esto produce fragmentación y una separación de ese delicado equilibrio. La obra reflexiona sobre el viaje de búsqueda hacia un retorno a un mejor equilibrio en esa conexión, de vuelta a una mejor integración de las diferentes partes que forman estas complejas relaciones, manteniendo al mismo tiempo muy viva la rica dinámica que sustenta ese equilibrio". Es el autor del guión, de toda la parte visual e informática y también de gran parte de la banda sonora".

Se define como "una combinación de director creativo, artista multidisciplinar, ingeniero informático y experto en inteligencia artificial. Todo ello hace que durante años me haya movido mucho tanto en campos puramente creativos (fotografía, cine, diseño), como en tecnológicos (aplicaciones informáticas creativas, proyectos de inteligencia artificial, realidad aumentada, realidad virtual...), y muy a menudo en combinaciones de todas esas áreas y muchas otras". Sus obras se han exhibido en festivales y galerías por todo el mundo, incluyendo tres presencias en la Bienal de Venecia, dos en la de arquitectura y una en la de arte.

Proteger a los creadores

Ideami trabajó 6 años en Silicon Valley, California, la cuna del emprendimiento tecnológico, varios años en Inglaterra y produjo trabajos y obras en varios continentes, desde Indonesia a Egipto. También da muchas charlas como experto en inteligencia artificial y creatividad. Su último proyecto es la producción de "Hamelin 77", "una de las primeras películas que trata sobre el tema del ‘prompt engineering"’, la ingeniería de prompts, el guiar a la inteligencia artificial usando el lenguaje humano (el ChatGPT, Midjourney y similares), que además utiliza varias técnicas de inteligencia artificial generativa dentro de la producción".

El año pasado, Ideami también lanzó junto a unos amigos "Geniverse", una de las primeras plataformas en el mundo de inteligencia artificial generativa.

«Totem». Varios fotogramas de la obra de Javier Ideami premiada.

«Totem». Varios fotogramas de la obra de Javier Ideami premiada.

«Totem». Varios fotogramas de la obra de Javier Ideami premiada.

Como experto en Inteligencia Artificial está convencido de que "hay que regularla. Al cien por cien. La IA tiene el potencial de automatizar todas esas tareas repetitivas y farragosas que no nos gustan, para dejarnos más tiempo para lo que más disfrutamos, el crear, el comunicar, el acompañar, el explorar... Pero está evolucionando tan, tan rápido, que puede causar disrupciones dramáticas en los mercados de trabajo, y puede ser usada para manipular todo tipo de escenarios. También, la creación de IAs autónomas, lo cual ya está comenzando, puede desembocar en peligros existenciales para la humanidad. Por ello necesitamos que se regule la IA. Pero que se regule de forma inteligente sin ahogar a las startups ni al movimiento Open Source. Y ahora mismo el primer borrador de ley europea para regular la IA no me parece adecuado porque puede hacer que Europa se quede atrás respecto al resto del mundo y que se perjudique con ella sobre todo a los pequeños, a las startups". Necesitamos, pues, "regulación y urgentemente, pero inteligente y flexible. Para ello Europa y los Estados Unidos, así como el resto del planeta deberían realizar una conferencia internacional para acordar aspectos de tal regulación. Debemos equilibrar los excesos reguladores europeos con la flexibilidad americana por ejemplo. Ambos polos se pasan de la raya a menudo, uno por exceso y el otro por defecto. Necesitamos un acuerdo global internacional".

Primordial: "Hay que proteger a los creadores humanos. Para ello necesitamos iniciativas que permitan detectar si una obra ha sido creada o no con IA. Ya tenemos proyectos de ese tipo en marcha como el CAI, Content Autenthicity Iniciative que está uniendo a empresas y startups globalmente. También es importantísimo compensar a los creadores cuyas obras se usen para entrenar estos sistemas de inteligencia artificial. Y ya se están produciendo movimientos en esa dirección también".

Categoría separada

Hasta que la IA creativa esté totalmente integrada en la sociedad "es vital ponerla en una categoría separada en competiciones y eventos similares ya que la IA creativa es como un traje de ‘IronMan’ que proporciona superpoderes y hasta que no la use todo el mundo no sería justo tener a gente que la use compitiendo con aquellos que no la utilizan. Todo esto se normalizará e integrará gradualmente con el tiempo y entonces la situación será diferente. Las falsificaciones, los deep fakes, van a suceder cada vez más. Veremos una batalla entre falsificaciones creadas con IA y herramientas para detectar tales falsificaciones también creadas con IA. Es otra razón por la que la regulación de la IA es un tema muy urgente".

Asturias se enfrenta al hecho de que "es una especie de ley universal que la densidad y la concentración de gente suelen desembocar en un mayor dinamismo e innovación, y en Asturias tenemos el desafío de tener de base menos gente, intercambio, movimiento de ideas y población que otros lugares. Me parece fundamental que se potencien programas de intercambio, conexión y colaboración con otras regiones, países, ciudades y proyectos".

Compartir el artículo

stats