Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casado utiliza a Armengol para exigir una ley de pandemias nacional

El Govern acuerda sólo «recomendar» a participantes y organizadores de grandes eventos culturales y deportivos aplicar las medidas tumbadas por el TSJB: la solicitud del certificado covid con la doble vacunación para acceder a ellos

Pablo Casado, durante su visita a Canarias, donde realizó las declaraciones citando a Armengol sobre la ley de pandemias. EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha hecho suyas las palabras de la presidenta del Govern, Francina Armengol, exigiendo una ley orgánica estatal para reclamar el certificado covid y no tener que depender de los tribunales. Casado utilizó las afirmaciones de la socialista balear para recriminarle al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que impulse «la ley de pandemias que venimos reclamando hace un año y hasta los barones socialistas se la piden».

En un vídeo difundido ayer por el PP, que empieza con la imagen de la sede del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB), Pablo Casado afirma: «Escuchamos a la presidenta socialista de Baleares, Francina Armengol, pedir a Sánchez una ley estatal una vez que el TSJB haya tumbado sus medidas del certificado covid». Casado recuerda que esta situación está pasando en todas las comunidades autónomas y se pregunta por qué Sánchez no quiere impulsarla: «En 15 días podemos tener la ley de pandemias que hace un año reclama el PP, que la pide el Consejo de Estado, los jueces y hasta los presidentes autonómicos socialistas».

El tono de Casado no difería mucho del de Armengol, justo después de conocer que el TSJB le daba un duro varapalo e impedía exigir el certificado covid para participar en grandes eventos culturales y deportivos. «Hemos pedido por activa y por pasiva un marco jurídico estatal para poder decidir estas medidas, una ley orgánica que dé herramientas a las administraciones», afirmó el jueves la presidenta del Govern.

El Govern ahora «recomienda»

El Consell de Govern aprobó ayer transformar en recomendación que quienes acudan a grandes eventos deportivos, culturales y sociales tengan la pauta completa de vacunación, o bien acrediten haber pasado la covid en los últimos seis meses o contar con prueba negativa de coronavirus, la medida que el TSJB tumbó el jueves. También recomendó que en las bodas, comuniones o bautizos, así como en fiestas familiares, se designe una persona como informador covid. La finalidad de esta figura es que lleve el control de las medidas de la fiesta.

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, explicó ayer la transformación. De esta forma, se podrán realizar eventos en interiores con una capacidad de entre 500 y 1.000 personas, mientras que al aire libre se permitirá hasta 3.000 personas previa autorización de la Dirección General de Salud Pública.

Sobre las afirmaciones de «radical» o «desproporcionadas» que apunta el TSJB para rechazar las peticiones del Govern, Negueruela aseguró que «hay comunidades que han pedido medidas mucho más restrictivas que nosotros». El portavoz del Govern descartó intentar pedir el certificado covid en la restauración y se congratuló de que los tribunales les den la razón en poderlo aplicar para entrar a las residencias de ancianos.

Compartir el artículo

stats