Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pime Formentera: «Reducir los horarios de la restauración no es la solución»

La Asociación insiste en la nula efectividad de acortar la apertura de los establecimientos

Una calle de Sant Francesc con bares y restaurantes.

Una calle de Sant Francesc con bares y restaurantes.

En la Asociación intersectorial de pequeños y medianos empresarios de Formentera (Pime Formentera) lo tienen claro y así llevan diciéndolo desde el principio de la temporada: «Cerrar una hora antes no soluciona el problema, sino que provoca el efecto contrario», insistió ayer la gerente de esta entidad, Lidia Álvarez.

«La gente está de vacaciones y no se va a ir a dormir porque cierren el bar», expuso Álvarez. «Lo que van a hacer es marcharse de un restaurante o un bar donde se cumplen y se hacen cumplir las normas de prevención a un paseo, a la playa, a un apartamento turístico o a una vivienda a seguir la fiesta en un entorno mucho menos seguro», aseguró.

La gerente de Pime Formentera recordó que la isla «no cuenta con los efectivos policiales necesarios para controlar a los pocos establecimientos que no lo están haciendo bien, así que difícilmente van a poder hacer cumplir las normas cuando se produzcan estas concentraciones en playas o casas privadas». En este sentido, PimeBaleares propuso ayer en la Mesa de diálogo social que se habiliten otro tipo de efectivos, como podría ser Protección Civil, «para llevar a cabo estas labores de control de concentraciones o al menos como efecto disuasorio», concluyó Álvarez.

Compartir el artículo

stats