Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Restricciones

La apertura del interior de los bares en Ibiza será sólo para los que no tengan terraza

Los empresarios piden que se permita la actividad en las dos zonas a la vez

Dos trabajadores en el interior de un bar, en una imagen de archivo.

Dos trabajadores en el interior de un bar, en una imagen de archivo. Vicent Mari

El anuncio realizado el pasado viernes por la presidenta balear Francina Armengol de que a partir del día 23 se podrá reabrir el interior de bares y restaurantes tiene ‘letra pequeña’. Porque el plan expuesto por el Govern a patronales y sindicatos contempla que esa actividad dentro de los locales de restauración será sólo para aquellos negocios que no disponen de terraza. Es más, también se contempla la creación de un registro donde deberán inscribirse los establecimientos que opten por servir comidas y bebidas en su interior, con el fin de facilitar su control.

Este plan para el sector de la restauración fue expuesto por los representantes del Govern a patronales y sindicatos durante la reunión de la Mesa del Diálogo Social celebrada el pasado viernes, aunque en la posterior comparecencia de Armengol no se expusieron los detalles, más allá de que el aforo que se va a permitir en esta primera fase dentro de los establecimientos será del 50%, a la espera de una posible revisión a partir del 6 de junio.

El objetivo de la medida es permitir la reapertura de negocios que a fecha de hoy siguen cerrados por no tener terraza.

Según los agentes sociales consultados, el objetivo de esta medida es permitir que muchos bares y restaurantes, que no disponen de espacios al aire libre para desarrollar su actividad y se mantienen cerrados, puedan volver a abrir sus puertas. Porque si en algo coinciden patronales y sindicatos es en que el Ejecutivo autónomo sigue manteniendo una actitud claramente desfavorable hacia aquellas actividades que se desarrollan en espacios interiores y en las que se debe prescindir de la mascarilla, ante el convencimiento de que son los principales focos de contagio.

Por ello, según señala un representante del sector, el plan del Govern se centra en que los locales que siguen cerrados puedan tener ingresos para salir adelante al poder trabajar dentro del establecimiento, pero no en elevar el dinero que ya entra en los que tienen las terrazas abiertas desde hace semanas.

Imagen la terraza de un bar en la ciudad de Ibiza. | TONI ESCOBAR

En cualquier caso, se indica que habrá establecimientos de la hostelería que por el momento van a optar por mantenerse inactivos, aunque puedan reabrir su interior a partir del próximo día 23, debido a su dependencia de la actividad turística y a la espera de que se confirme la llegada de visitantes a sus zonas, como es el caso de muchos negocios del litoral de las islas.

La patronal pide rectificar

El hecho de tener que elegir entre interiores o terrazas no ha gustado a los empresarios del ramo, y el presidente de Restauración-CAEB, Alfonso Robledo, señala que su organización ya está intentando convencer al Govern de que permita la actividad en los dos espacios al mismo tiempo, recordando el enorme sacrificio que el sector viene haciendo desde hace meses.

Además, Robledo subraya que las empresas que opten inicialmente por mantener su actividad en las terrazas pueden encontrarse con días perdidos por una mala meteorología, como en caso de lluvia, por lo que defiende que se permita compaginar el trabajo en los dos espacios a partir del 23 de mayo.

En los sindicatos, el planteamiento del Govern no genera esas discrepancias, y desde CC OO se insiste en su defensa de que la desescalada tiene que seguir siendo muy prudente para salvaguardar la temporada turística.

Compartir el artículo

stats