Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

El Govern finalmente cerrará el archipiélago pero permitirá los viajes entre islas en Semana Santa

La fuerte presión de los consells provoca que el cierre perimetral no afecte a la movilidad dentro del archipiélago

Un grupo de pasajeros hacen cola en el aeropuerto de Ibiza, en una imagen de archivo.

Un grupo de pasajeros hacen cola en el aeropuerto de Ibiza, en una imagen de archivo.

El Govern finamente cerrará de forma perimetral a todo el archipiélago balear a partir del viernes, pero permitirá la movilidad entre islas. Ello supone que para entrar y salir de la comunidad autónoma será preciso contar con un motivo de causa mayor o de trabajo, pero se podrá acudir a Menorca, Eivissa o Formetera sin ningún problema ni necesidad de justificante durante esta Semana Santa. Eso sí, se exigirá una prueba de antígenos a la vuelta a su lugar de residencia en el caso de que hayan permanecido fuera de su isla más de 72 horas.

La fuerte presión ejercida por los consells y las agencias de viajes ha hecho que el Ejecutivo Autonómico al final no opte por cerrar una por una las islas para evitar el movimiento entre ellas y así atajar mucho más posibles contagios del coronavirus, tal y como tenía previsto el pasado lunes. Además, son muchos los mallorquines que viajan a Menorca por Semana Santa, así como residentes de Ibiza y Formentera que se desplazan a Mallorca o entre las Pitiusas durante la Semana Santa. Un número importante de personas ya contaban con billetes y estancias contratadas y todo su desplazamiento a una de las otras islas preparado.

Asimismo, se daba la paradoja de que un alemán podía viajar a Ibiza o Menorca y los residentes en Baleares no podían desplazarse a otra isla, ya que la movilidad de los extranjeros es competencia del Estado y de los gobiernos de los países de origen.

Lo que acordó el Govern ayer por la tarde en la Mesa de Diálogo Socia, previo consenso y diálogo con los cuatro consells insulares, es que el cierre perimetral se realice de todo el archipiélago en su conjunto y no por islas. Ello supone que para entrar y salir de cualquier isla de Balears (fuera de la comunidad) será preciso tener una causa de fuerza mayor, como enfermedad, por trabajo o por motivos judiciales, entre otros. Estas serán las causas requeridas para salir y entrar de Balears:

a) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

b) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales.

c) Asistencia a centros docentes y educativos, incluyendo las escuelas de educación infantil.

d) Regreso al lugar de residencia habitual o familiar.

e) Asistencia y cura de gente mayor, personas menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

f) Desplazamientos a entidades financieras y de seguros.

g) Actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales.

h) Renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables.

i) Para hacer exámenes o pruebas oficiales inaplazables.

La consellera de Salud, Patricia Gómez, justificó que se permita la movilidad entre islas en que la incidencia de «contagios es muy similar en las cuatro». De todas formas, Gómez reiteró en varias ocasiones que el Govern «recomienda no viajar y reducir la movilidad lo máximo posible durante esta Semana Santa».

La titular de Salud indicó que durante estas fechas pondrán a disposición de las personas que se desplacen entre las islas pruebas de antígenos en puertos y aeropuertos antes de embarcar a sus residencias.

Los consells se opusieron

Los consells insulares, especialmente el de Menorca, se negaron en redondo a que el Govern decretara el cierre perimetral por islas impidiendo la movilidad en el interior del archipiélago. Cuando se le preguntó por esta cuestión al conseller de Modelo Económico, Trabajo y Turismo, Iago Negueruela, respondió: «Defendemos el diálogo y el consenso con los consells, ya que nosotros defendemos la cogobernanza y el objetivo del Govern no es imponer ninguna medida». El también portavoz del Ejecutivo comentó, tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social, que durante los últimos días se habían consultado las medidas desde diferentes ámbitos y al final se ha optado por permitir la movilidad en el interior del archipiélago.

Negueruela recordó que el Govern ha hecho «una recomendación clara de no viajar entre islas, ya que Semana Santa es un periodo de mucha movilidad concentrada en poco tiempo» y ello puede incrementar el número de contagios.

Compartir el artículo

stats