Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política

Los dos nuevos ediles prometen el cargo para investir hoy al alcalde de Sant Josep

El gobierno municipal recupera la mayoría absoluta con la entrada de Eduardo Sánchez y Francisco Vives

Eduardo Sánchez y Francisco Vives, tras prometer su cargo de concejales de Sant Josep. Vicent Marí

Eduardo Sánchez Guzmán y Francisco Vives Unanua son ya concejales del Ayuntamiento de Sant Josep (Ibiza) después de prometer ayer, en un pleno extraordinario, su nuevo cargo. El equipo de gobierno recupera así la mayoría absoluta para investir esta mañana a las 12 horas al nuevo alcalde, Ángel Luis Guerrero, e iniciar una nueva etapa, casi en el ecuador de este mandato, tras la salida de Josep Marí Ribas para ser conseller balear de Movilidad y Vivienda. 

Un momento del pleno municipal. Vicent Marí

Eduardo Sánchez, que ocupaba el número 9 de la lista electoral del PSOE, y Francisco Vives, el 11, sustituyen a Marí Ribas y a la que era segunda teniente de alcalde Ana Ribas, que presentó su dimisión por la crisis de gobierno abierta tras la salida del ya exalcalde. Aunque Ribas no tenía ganas de continuar después de este mandato, su descontento por la forma en que se gestó la marcha de Marí Ribas precipitó su renuncia.

En un pleno extraordinario en el que estuvieron todos los concejales de la Corporación y que se zanjó en tres minutos y medio, los dos nuevos concejales prometieron su cargo y recibieron de manos del que hoy se convertirá en el segundo alcalde socialista del municipio la medalla y una insignia con el escudo municipal. Este les deseó «toda la suerte del mundo».

Tras el breve acto, Eduardo Sánchez dijo que asume este «reto» con «muchas ganas» y supone el último paso en su «carrera política», en la que hasta ahora no había ocupado ningún cargo público. «He trabajado mucho internamente en el PSOE. Tenía esta ilusión y finalmente se ha cumplido». También destacó que conoce el Ayuntamiento «desde hace muchos años».

Por su parte, Francisco Vives da el salto a la política municipal después de que la delegada de Educación en las Pitiüses, Marga Ferrer (la número 10 en la lista del PSOE), renunciara a entrar en el Ayuntamiento. «Estoy muy agradecido por la confianza que me han brindado», dijo Vives tras prometer el cargo, al tiempo que señaló que afronta con «mucha ilusión» este nuevo «reto» en su vida. 

Compartir el artículo

stats