Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Le dije muchas veces a ‘Agustinet’ que nos faltaba salir a la calle, esto hay que cambiarlo»

Ángel Luis Guerrero, candidato a la alcaldía de Sant Josep, sostiene que el nuevo gobierno debe ser «más cercano» y conocer ‘in situ’ los problemas de los ciudadanos

El candidato a la alcaldía, en el despacho del Ayuntamiento que ocupaba su antecesor.

El candidato a la alcaldía, en el despacho del Ayuntamiento que ocupaba su antecesor.

Primer teniente de alcalde de Sant Josep y candidato a la alcaldía, Ángel Luis Guerrero (1967, Cádiz) asegura que cuenta con el respaldo de todos sus compañeros y su partido en Sant Josep, «sin fisuras», para dirigir el Ayuntamiento. Confiesa que nunca habló con Ana Ribas sobre quién debía relevar a Marí Ribas.

Desde 2007 cuando se inició en la política y entró en el Ayuntamiento de Sant Josep, Guerrero ha sido concejal de Actividades, Protección Civil, Obras Públicas, Aguas y, a partir de 2016, de Urbanismo, en lo que supuso hasta ahora el salto más importante en su carrera. A la sombra de Josep Marí Ribas, Agustinet, este gaditano, taxista de profesión, ha escalado en el Ayuntamiento y, como primer teniente de alcalde, ya tenía la vista puesta en 2023 para tratar de dar el salto a la alcaldía. Sin embargo, inesperadamente, todo se ha precipitado con la remodelación del Govern de Francina Armengol y la marcha del alcalde para gestionar la conselleria balear de Movilidad y Vivienda. Próximamente, en la primera semana de marzo, Guerrero tomará el bastón de mando del Consistorio.

-Aunque usted es uno de los que salen beneficiados, ¿es también uno de los militantes del PSOE de Sant Josep molesto con la marcha del alcalde y la forma como se ha producido?

-A ver, no. Es verdad que nos enteramos el último día, pero entiendo que estos cambios en el Govern balear no se van contando antes, sino en el último minuto. Faltó esa información, pero molesto del todo no, la verdad es que no.

-¿Por qué dice ‘molesto del todo no’?

-Quiero decir… que a lo mejor uno espera que esto sea público, que se cuente más… Pero supongo que debe ser el procedimiento normal. Como nunca lo había vivido desde dentro pensaba que esto se hablaba más, con la parte que se iba a ver afectada.

-¿Cuándo supo usted que Marí Ribas dejaba la alcaldía?

-Bueno, lo supe el jueves a última hora, y que iba a aceptar [el cargo de conseller balear]. Según nos dijo, tenía intención de comunicarlo al día siguiente a todo el equipo de gobierno, pero se precipitó todo.

-¿El alcalde no sabía que se iba a anunciar al día siguiente?

-No, él no era consciente de eso.

-¿Cuál fue su reacción: animarle a dar el paso o tratar de convencerle para que no dejara el Ayuntamiento?

-Mi reacción fue la lógica. No le animé [a dar el paso] porque ya había tomado la decisión. Fue una sorpresa al principio. Luego lo hablamos y, cuando lo piensas, es una alegría porque no se va por nada malo, sino por algo bueno, que es entrar en el Govern balear. 

-¿Y cuándo supo usted que iba a ser su sustituto?

-No lo supe oficialmente hasta el miércoles cuando terminó todo el proceso [con el anuncio a los militantes de la agrupación socialista] pero es verdad que el sábado se celebró una ejecutiva del PSOE de Sant Josep en la que se propuso esta posibilidad. Todavía no soy alcalde [puntualiza]. 

Ángel Luis Guerrero, con un mapa del municipio a su espalda. Vicent Marí

-¿Lo habló con Ana Ribas ya que, al ser la número 2 de la lista electoral, debía renunciar primero a ser alcaldesa?

-No, creo que no me correspondía a mí hacerlo, sino a Agustinet y a la secretaria general de la agrupación socialista [Pilar Ribas]. La ejecutiva se celebró el sábado por la tarde, quedaba el domingo, otro día de trabajo.

-¿Tampoco lo hablaron ambos antes de esa ejecutiva?

-Tampoco. No lo hablamos nunca. Si se refiere a si hablamos a ver quién de los dos debía serlo…

-Pero para que usted sea elegido alcalde primero debía renunciar Ana Ribas.

-Claro, para eso está la secretaria general del PSOE de Sant Josep. Después de la ejecutiva [del sábado] se le comunicó a Ana Ribas lo que se había decidido. Ella tampoco dijo ni ‘sí’ ni ‘no’ porque ella no quería serlo [alcaldesa] o sí, no lo sé porque no lo manifestó. Pero desde hace un tiempo venía diciendo que quería dedicarse más a sus hijos, su familia… que quería hacer otras cosas. 

-¿Se siente suficientemente respaldado por el equipo de gobierno?

-Totalmente, sin fisuras.

-¿Por qué no han estado sus compañeros de gobierno en la rueda de prensa (ver página 3) para evidenciar su apoyo?

-Primero por el covid, que es importante. Y segundo porque están trabajando. Pep Guasch estaba en una reunión en el Consell, Vicent Roselló en sus tareas de trabajo… Cuando convocamos la rueda de prensa decidimos que estuvieran el portavoz de Unidas Podemos, la secretaria general de la agrupación socialista y, por lógica, también la del círculo de Podemos de Sant Josep.

-¿Y se siente también respaldado por su partido, la FSE-PSOE?

-Sí, totalmente. El partido socialista de Sant Josep me ha apoyado y también la FSE-PSOE de la que formo parte. Es normal que haya un debate. No ocurre todos los días que un alcalde abandone su puesto para ocupar el cargo de conseller, que es un orgullo. Somos un partido plural y unos tienen unas opiniones y otros, otras.

"Ahora tenemos un barco que lleva un rumbo y hay que mantenerlo hasta el final de la legislatura"

Ángel Luis Guerrero - Candidato a la alcaldía de Sant Josep

decoration

-¿Hubo presiones para que la alcaldesa fuera Ana Ribas?

-Que yo sepa no, en Sant Josep no.

-¿Y de fuera de Sant Josep?

-A mí no me ha llegado. Se debatió en la FSE-PSOE que ella es la número 2 y lo que dice la ley electoral [que le correspondía a Ana Ribas ser la sustituta], pero se respetó la decisión que adoptó el PSOE de Sant Josep.

-¿Qué se ha hecho mal para que Ana Ribas haya decidido dimitir ahora?

-Es que no creo que las cosas se hayan hecho mal. Entiendo que se pueda interpretar lo contrario. Yo desconozco las causas. Pero ella ya había dicho que quería irse. Lo repetiré un millón de veces: es mi amiga, y a veces nos confesábamos cosas. Recuerdo una conversación con ella al final del pasado mandato en la que me decía: ‘esto no acabo de verlo, tengo mi familia y otros proyectos en mente…’ Agustinet la convenció para quedarse con nosotros. Y como nos ha dicho ahora, supongo que al irse el alcalde ha aprovechado para hacerlo también. Ella me llamó la noche que tomó la decisión y me dijo que no era por mí, sino por un tema personal. Yo no lo pasé bien, porque es mi amiga. 

-Marí Ribas ya había dicho que no iba a continuar en el próximo mandato. ¿Usted aspiraba a relevarle en el cargo?

-Realmente… no lo sé. No en este momento. Yo pensaba que acabaríamos la legislatura y luego en función de los apoyos que uno pueda tener en el partido… Hay que tener en cuenta que en mi partido hay primarias y cualquier militante de base se puede presentar con los avales suficientes. No estoy ahora en ese momento. Ahora tenemos un barco que lleva un rumbo y hay que mantenerlo hasta el final de la legislatura. Creo que hay que proyectar cosas para que yo, otra persona u otro partido tenga proyectos en marcha [en el próximo mandato] para que no se pare el barco. Esto es lo que nos toca.

-¿Considera que usted debe ser el candidato en 2023?

-Aún no soy alcalde [se ríe]. Deje que primero se celebre el pleno de investidura y que podamos trabajar. Deje que lo pueda pensar. Tengo una mujer y dos hijos, uno con síndrome de Down. También tengo mis obligaciones y ese será otro paso que vendrá más adelante. No sé si en unos meses estaré tan harto de esto que decidiré…

-Tras la marcha de Ana Ribas, ¿quién gestionará el departamento de Bienestar Social?

-Todavía no lo sé. Hasta el miércoles no era el alcaldable. Habíamos planteado algunas ideas, pero no está cerrado. Pondremos a la persona más adecuada.

-¿No es demasiada carga, en un municipio como el de Sant Josep, compatibilizar la alcaldía con la gestión de Urbanismo? ¿No hay otra persona capaz en el equipo de gobierno?

-A ver, yo creo que sí hay gente capacitada, por supuesto. En principio no quiero dejarlo, pero no porque no quiera. Tenemos la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) ya adjudicada, tenemos contratada la finalización de los planes especiales de protección de Sant Jordi y Sant Josep, después de que tuviéramos que rescindir los contratos de las primeras empresas encargadas porque no culminaban el trabajo. Hay un trabajo muy avanzado. No quiero dejarlo de forma inmediata porque quiero cumplir todos estos ítems antes de dejarlo en manos de alguien que necesitaría un tiempo para entender cómo funciona. Enseñar a alguien todo esto es muy difícil, no así la gestión del día a día.

-¿Quiénes van a ser los nuevos tenientes de alcalde?

-También se tiene que acabar de definir. Tiene que haber una representación territorial del municipio. Yo soy de Cala de Bou y Port des Torrent y necesitamos a una persona que represente bien Sant Jordi, no sé si en el primero o segundo escalón. No está decidido. Tengo una persona pensada, pero quiero consensuarlo con mi equipo. No quiero ser un alcalde de ordeno y mando. 

-Se supone que usted, que compatibilizaba su condición de concejal con su trabajo de taxista, se dedicará ahora solo a la alcaldía y pasará a tener dedicación exclusiva.

-Tengo que ver en qué situación laboral puedo entrar. Desde luego no será la misma que antes, en la que sólo cobraba por dietas. El cargo de alcalde te absorbe 24 horas, los 365 días del año, incluso estando de vacaciones ejerces. Tengo que ver con Intervención y la Seguridad Social de qué manera puedo compatibilizarlo. No sé si será una dedicación exclusiva o del 90 ó el 80%... dependerá de la situación legal que pueda obtener con la Seguridad Social.

-¿Esto supondrá un incremento de la masa salarial del equipo de gobierno?

-No, porque en este caso dos personas con dedicación exclusiva dejan su cargo. Y las dos personas que se incorporan ya nos han dicho que tampoco quieren tener dedicación exclusiva. Una de ellas [Francisco Vives] lo compatibilizará con su trabajo, por lo que sólo percibirá dietas por asistencia [a los plenos y comisiones].

-¿Se reducirá pues la masa salarial del gobierno?

-Claro, se reducirá. Pero es poco dentro del presupuesto del Ayuntamiento de 40 millones.

-¿Es compatible ser alcalde con explotar una licencia de taxi, aunque sea de otro municipio [Sant Antoni]?

-Completamente compatible. Es mi vida y trabajo, al que quiero profundamente y al que tendré que volver.

-¿Pero dejará usted de conducir el taxi? ¿Se acabarán las jornadas maratonianas entre el Ayuntamiento y la carretera?

-Claro, mi obligación es dedicarme a ser el alcalde. El trabajo del taxi no tendré que abandonarlo porque seguiré explotando la licencia a través de trabajadores contratados, porque la ley de Transportes de Balears aprobada en 2014 y toda la legislación me lo permiten. Siempre he tenido trabajadores contratados. Ahora tendré más gente. Esto no me creará ningún problema.

"Sería un gran hito para ‘Agustinet’ instalar la pasarela sobre la autovía para conectar Sant Jordi"

Ángel Luis Guerrero - Candidato a la alcaldía de Sant Josep

decoration

-¿Qué quiere cambiar del funcionamiento del Ayuntamiento?

-Ufff… [se lo piensa]. Creo que tenemos que ser más cercanos. Agustinet ha sido una persona muy exigente con nosotros, pero le he dicho muchas veces a él y mis compañeros que nos faltaba salir a la calle, no que la gente nos vea, sino tener un feedback. Trabajamos muchísimo en los despachos, recibimos a mucha gente, pero quizá falta ese feedback con los ciudadanos. Mi intención es no estar encerrado en este despacho, sino ir por todo el municipio para conocer in situ los problemas de la gente. No puede ser que una persona venga aquí a quejarse de que su calle no está asfaltada y yo no sepa si está o no en buenas condiciones, por ejemplo. Esto es lo que debemos cambiar. 

-¿Con la llegada de Josep Marí Ribas a la conselleria balear de Movilidad, espera que cambie el guion sobre la antigua carretera del aeropuerto que atraviesa Sant Jordi y que antes de que el Ayuntamiento asuma su cesión se remodele? ¿O piensa que no cambiará nada y que se verán obligados a asumir, tal como ya han solicitado, la titularidad de esta vía sin la inversión que se prometió en su día?

-[se ríe] Esta vía es de titularidad insular…

-Pero cuando se construyó la autovía, el Govern del PP se comprometió a reformarla, aunque no era de su competencia, para convertirla en un bulevar, pero quedó en eso, en una promesa.

-Efectivamente. Desde luego que se lo pediremos. Estamos más centrados, y lo hemos reclamado en multitud de ocasiones, en que se instale una pasarela sobre la autovía que conecte Platja d’en Bossa con Sant Jordi. Estas serían las reivindicaciones en lo que concierne a la parte de Movilidad del Govern balear. Yo espero que sí. Que lo deje empezado. Agustinet siempre ha sido muy reivindicativo ante el Govern y el Consell y creo que sería un gran hito para él hacer esa conexión entre Sant Jordi norte y Sant Jordi sur.

Compartir el artículo

stats