Al menos siete personas han fallecido en la ciudad rusa de Nizhnevartovsk, en el centro del país, después de que un edificio residencial se haya derrumbado tras una explosión de gas.

Según el último informe del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, siete personas han perdido la vida cuando un cilindro de gas se ha despresurizado y ha hecho que los techos del primer al tercer piso de un edificio se derrumben, ha recogido la agencia TASS.

Los servicios de emergencia continúan trabajando en el lugar retirando escombros y buscando a posibles sobrevivientes del incidente. El Comité de Investigación de Rusia ha abierto una investigación para determinar lo sucedido, según la citada agencia.