Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costa defiende que Salud no pida el catalán en especialidades deficitarias

El STEI Intersindical presenta un recurso contra el proceso de estabilización del Ib-Salut

Detalle del Hospital Can Misses. Toni Escobar

La portavoz parlamentaria del Grupo Socialista, Pilar Costa, defendió ayer, en pasillos del Parlament, que la excepción del catalán (requisito para la función pública en Balears) en la sanidad «se limite a las especialidades deficitarias», como recoge una normativa de 2016. Así se expresó Costa tras la polémica en el seno del Pacte de Govern por esta excepción del requisito del catalán. «Los socialistas respetamos la posición de cualquiera de los socios del Pacte de Govern, como no puede ser de otra manera», manifestó la portavoz parlamentaria del PSIB, que puntualizó: «La postura de los socialistas es defender el proceso de estabilización finalizado este lunes e iniciado meses atrás, con la aplicación de la normativa vigente, que permite que, en caso de que haya especialidades o plazas deficitarias desde el punto de vista sanitario, se exceptúe esta exigencia del requisito lingüístico». «Nos encantaría que no hubiera especialidades deficitarias pero este es un tema que siempre ha existido y que, en los últimos años, debido a la pandemia, se ha visto agravado», continuó Costa, haciendo hincapié en que «el déficit no es por el hecho de que el catalán sea un requisito para la función pública en Balears, sino que es algo generalizado, que también ocurre en otras comunidades autónomas y países de Europa».

El STEI Intersidical, por su parte, ha presentado un recurso potestativo de reposición contra las bases del proceso de estabilización del Ib-Salut y contra cada una de las convocatorias que eximen del requisito de catalán con carácter general. «La población de las islas tiene derecho a que la atiendan en catalán en los centros de salud y los hospitales», afirma en una nota en la que acusa a Salud de actuar «de forma arbitraria» al exigir el catalán a un electricista, pero no a un médico.

Compartir el artículo

stats