Día del Periodista 50% DTO. Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La subida del nivel del mar por el cambio climático amenaza con inundar los puertos de Ibiza y Formentera

Un estudio de la Universitat Politècnica de Catalunya advierte de que los muelles de Ibiza y la Savina corren riesgos elevados de inundación o de quedar inoperativos por el cambio climático

La subida del mar afecta a todos los muelles de la Savina en el peor de los escenarios. Autoridad Portuaria

La mayor parte de los muelles y los pantalanes de los puertos de Ibiza y la Savina, en Formentera, quedarán inoperativos o inundados en el peor de los escenarios planteados a largo plazo, entre 2081 y 2100, como consecuencia de los efectos del cambio climático, entre otros muchos la más que previsible subida del nivel del mar.

Es una de las conclusiones de un estudio elaborado por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) por encargo la Autoridad Portuaria (APB), y que ha servido de base para el ‘Plan de Adaptación al Cambio Climático para los Puertos de Interés General de Baleares’, que se presentó ayer en Palma y que persigue precisamente mitigar estos efectos.

El estudio concluye que la subida del nivel del mar a consecuencia del cambio climático podrá dejar inoperativas algunas infraestructuras portuarias, como muelles y pantalanes, y afectar a la estabilidad de algunos diques por temporales con oleaje de mayor envergadura y que serán más frecuentes, y presenta un plan de adaptación para los puertos con propuesta de medidas de adaptación para prevenir eventuales riesgos.

Los profesores de la UPC Agustín Sánchez-Arcilla y Joan Pau Sierra explicaron en Palma que el plan sobre los puertos de interés general de Balears contempla dos escenarios climáticos: uno moderado y otro pesimista.

Imagen de la afectación en el puerto de Ibiza. APB

El primero asume que se desarrollará una gran concienciación sobre los efectos del cambio climático y se adoptarán políticas activas a nivel internacional para reducir las emisiones. Es el escenario más plausible si se llevan a la práctica pactos internacionales como el Acuerdo de París (2015).

El escenario con una peor previsión puede tener lugar si algunos de los grandes países emisores no adoptan políticas agresivas de mitigación del cambio climático o si continúan acciones que lo aceleren.

Ambas opciones se han comparado con dos variables temporales, una a corto y medio plazo (2026-2045) y otra a largo plazo (2081-2100).

Desde la APB explicaron tras la presentación del informe y en conversación telefónica, que el plan para paliar estos efectos contempla un seguimiento de la evolución del cambio climático en las zonas portuarias, que también se apoyará en la monitorización que, desde hace ya unos años, mantiene el organismo portuario de sus instalaciones, para ver cómo se comportan.

Las medidas correctoras

Además, destacaron que las medidas correctoras ante los posibles efectos de la subida del mar «ya están inventadas», como la instalación de pantalanes flotantes o el incremento en la altura de los muelles, además de la instalación de elementos de protección para los diques o escolleras. Por lo que los efectos pueden corregirse.

En el informe se indica que en Ibiza, a corto y medio plazo (2026-2045) y en el escenario más optimista, la subida del mar sólo afectaría a ciertos muelles, como el que acoge el tráfico entre las Pitiusas, una zona situada junto a la escuela de vela del Club Náutico Ibiza y tres de las cinco líneas de atraque del muelle mercantil (junto a la Capitanía Marítima y la Comandancia de Marina), además del tacón exterior del dique de es Botafoc.

En el escenario pesimista se añade un muelle interior del puerto deportivo Botafoc Ibiza.

En cuanto al largo plazo (2081-2100), la cosa se complica. La opción optimista (hay que serlo para llamarla así) deja inoperativo todo el nuevo puerto de es Botafoc, los pantalanes de parte de Botafoc Ibiza y de Marina Ibiza, todo el muelle mercantil y el frontal que acoge los barcos de Ibiza a Formentera. Y como traca final, el peor de los escenarios posibles, según el informe: se inundan (que el mar sobrepasa los muelles, pero sólo en momentos puntuales del año, con temporales) los dos puertos deportivos y el Club Náutico Ibiza y queda no operativo (habría que actuar sobre los muelles) todo es Botafoc y los muelles el interior de la zona portuaria de Ibiza. Pero son todo previsiones sobre una posible inacción de los gobiernos en cuanto al cambio climático.

Curiosamente, en todos los escenarios se salva la zona de la Marina, los Andenes y los muelles de la plaza de sa Riba, a resguardo del viejo muro, donde el estudio alerta no obstante de un riesgo en su estabilidad. En la Savina sólo se contemplan efectos graves en el largo plazo, cuando quedarían inoperativas o inundadas todas las instalaciones portuarias.

Compartir el artículo

stats