Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Los hoteleros urgen a los municipios y al Consell a mejorar el servicio de taxis en Ibiza

Los taxistas recuerdan que la falta de servicios se produce en «momentos puntuales» y que se ha agravado por los 40 taxis diarios que quedan parados por orden de Vila

Ana Gordillo, ayer, tras su reelección como presidenta de la Federación Hotelera. | TONI ESCOBAR

La Federación Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehief) cargó ayer contra las administraciones de Ibiza por su falta de previsión para adaptar el servicio del taxi «a la demanda existente», sobre todo cuando ya se vaticinaba desde hace meses los elevados índices de ocupación que se están registrando desde el mes pasado. Por su parte, la Federación del Taxi recordó ayer que la falta de servicios se está dando «en días y momentos puntuales», como la franja de la tarde, y que se ha visto agravada por la obligación de parar 40 taxis al día impuesta por el Ayuntamiento de Ibiza.

Los hoteleros lanzaron esta crítica directa al Consell y a los ayuntamientos nada más finalizar su asamblea anual, celebrada ayer en el hotel Six Senses de Sant Joan. De hecho, fue el primer mensaje que pronunció la presidenta, Ana Gordillo, en su comparecencia de prensa, antes de que empezara el turno de preguntas.

"Hay que adaptarse a la demanda existente y dar una imagen que se corresponda a nuestro destino"

decoration

«La problemática de los taxis que sufrimos este verano es generalizada y este servicio público no es acorde al servicio privado que estamos dando en nuestro sector. Hay que adaptarse a la demanda existente y dar una imagen que se corresponda a nuestro destino», subrayó Gordillo.

Retrasos

Preguntada por los retrasos que sufren los clientes de los hoteles, indicó que se producen esperas de entre «20 y 30 minutos» desde que se llama a la central y llega el taxi. Igualmente, aseguró que «aún no se han notado cambios» con la entrada en servicio de la totalidad de los taxis estacionales desde el pasado 15 de junio.

Entre el resto de preocupaciones para esta temporada, los hoteleros también muestran su temor por los efectos del caos aéreo en el conjunto de Europa. «No es culpa nuestra, pero los clientes se pueden llevar una mala imagen de nuestro destino si al final no pueden venir o regresar a sus casas», confesó Gordillo.

Además, los establecimientos hoteleros sufren para completar sus plantillas por los precios desorbitados de la vivienda en Ibiza. «No es un problema nuevo, pero esta temporada se ha visto incrementado después de los dos años [de pandemia de covid]. Así, a muchos de los empleados que venían cada verano ya no les compensa trabajar en la isla, con lo que «se está volviendo a las prácticas de antaño para ofrecer no solo un trabajo, sino también una vivienda», constató.

Más estacionales

Por su parte, el presidente de la Federación Insular del Taxi (Fitie), Toni Riera, recordó que este año incluso se ha aumentado el número de vehículos estacionales respecto a 2019, con un 10% más de media en todos los municipios ibicencos. En total, este verano hay 860 taxis en servicio en toda la isla. No obstante, este incremento se ha visto afectado por la medida tomada por el Ayuntamiento de Ibiza que obliga a todos los taxis a parar un día a la semana, con el fin de garantizar una jornada de descanso para los conductores.

"Es complicado hacer entender que, buena parte del día, los taxis están parados y que no tiene sentido que haya 5.000"

decoration

«Ahora tenemos cada día a 40 taxis parados de los 300 que hay en Vila, una medida que no es muy lógica en plena temporada», lamentó Riera. Además, incidió en que la falta de taxis se agrava por los problemas circulatorios y que se produce en momentos puntuales, como «los fines de semana y en la hora punta de la tarde, cuando todo se desborda al volver la gente de la playa».

«Sé que es complicado hacer entender que, buena parte del día, los taxis están parados y que no tiene sentido que haya 5.000 taxis solo para que no haya esperas en las horas punta», abundó el representante de los taxistas.

Ana Gordillo renueva como presidenta

La asamblea anual de la Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehief) aprobó ayer la renovación de Ana Gordillo como presidenta de la entidad por dos años más. La principal novedad del resto de la directiva elegida es la incorporación como vicepresidente del director general de Vibra Hotels, Antonio Domenech, que sustituye en este cargo a Juanjo Riera, del Hotel Argos.

Vibra Hotels, el grupo con mayor número de plazas hoteleras de Ibiza, se adhirió a la federación hotelera en 2020. Sin embargo, como en los dos últimos años no se ha celebrado la asamblea anual de la entidad por las restricciones del covid, no se había podido incorporar a ninguno de los responsables de esta cadena entre los representantes del sector hotelero de las Pitiusas.

Entre el resto de componentes de la directiva de la Fehif, repiten Pedro Matutes (Sirenis Hotels & Resorts) como secretario, Vicent Torres (Invisa Hoteles) como tesorero, así como Manuel Sendino como gerente.

Compartir el artículo

stats