Baleares invierte en seguridad informática 1,2 millones tras el mayor ciberataque a su sanidad pública

La partida de 600.000 euros prevista para hacer frente a la infiltración masiva que sufrió en diciembre de 2021 el Servei de Salut se duplica tras prorrogar los servicios de la Oficina de Seguridad

Una sanitaria consulta en su ordenador en el centro de salud de Can Misses. | VICENT MARÍ

Una sanitaria consulta en su ordenador en el centro de salud de Can Misses. | VICENT MARÍ / Miguel Vicens

Miguel Vicens

El pasado 30 de diciembre el Servei de Salut sufrió una infiltración masiva que afectó directamente a 30.000 expedientes médicos personales, en su mayoría consentimientos informados de operaciones, de tratamientos y de pruebas diagnósticas a pacientes, así como también a expedientes de listas de espera y otra documentación de tipo administrativo.

El mayor ciberataque de la historia de Balears, del que pudieron salvarse las historias clínicas, obligó al Ib-Salut a cerrar parte de su red informática durante más de tres meses, en plena explosión de la sexto ola de la covid, hasta mediados del pasado mes de marzo; contactar uno a uno con todos los pacientes con documentos afectados por la infiltración; y, sobre todo, a redoblar la inversión en seguridad informática para que su red no quedara de nuevo expuesta a la acción de los hackers y evitar que un episodio de estas características volviera a repetirse.

Sin embargo, la previsión de inversión inicial de 600.000 euros ya se ha duplicado, y alcanza en este momento la cantidad total de 1.280.301,25 euros, según confirman fuentes del Servei de Salut de Balears.

La última partida que ha aprobado el Consell de Govern es de 786.500 euros, lo que permitirá al director general del Servei de Salut, Juli Fuster, prorrogar la contratatación de la Oficina de Seguridad del Ib-Salut hasta septiembre de 2024.

Esta Oficina de Seguridad de la Información depende de la subdirección de Tecnología de la Información. Y es la unidad que presta los servicios especializados en materia de protección de datos y seguridad a los servicios centrales, corporativos, así como a las diferentes gerencias territoriales del Servei de Salut

Actualmente, está formada por personal propio, pero recibe un refuerzo de personal especializado de empresas externas. Dispone de un conjunto de herramientas y de soluciones que ayudan a cumplir las funciones asignadas y que permiten automatizar y medir la eficacia del servicio prestado.

Para el Servei de Salut, subrayan las fuentes consultadas, la prestación de estos servicios resulta muy importante, porque debe cumplir un compromiso con la privacidad de los datos de pacientes y usuarios. Y es importante reforzar el servicio a causa del aumento de las amenazas en ciberseguridad y para ajustarse a los cambios normativos.

Recuerda el Servei de Salut que el 11 de agosto de 2019 se formalizó un contrato de servicios de seguridad de la información con la empresa Ernst&Young, con un plazo de ejecución de veinticuatro meses. En cuanto a la duración de la prórroga de la Oficina de Seguridad del Ib-Salut, se propone también un periodo de veinticuatro meses, desde el 22 de septiembre de 2022 hasta el 21 de septiembre de 2024.

Con anterioridad a esta partida, la inversión en sistemas de seguridad posterior a la infiltración masiva permitió mejorar la seguridad de las comunicaciones del Ib-Salut, es decir, la de todos los hospitales de Balears, centros de salud y servicios administrativos, así como reforzar su capacidad de detección de brechas de seguridad. Con este objetivo, el Servei de Salut anunció la compra de un sistema de solución de doble factor de autentificación para reforzar los controles de los accesos informáticos; incorporó una solución para detectar y dar respuesta a nuevas amenazas, y, finalmente, instaló en su red un servicio de vigilancia y licencias de protección de servidores que permite el monitoreo continuado y el control de todas las aplicaciones que se utilizan.

Suscríbete para seguir leyendo