Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus en Ibiza: «Las alteraciones menstruales por la vacuna o pasar el covid son temporales»

Raquel Gascón, ginecóloga del Hospital Can Misses, señala que los desajustes en la regla afectan a «muchísimas» mujeres

Raquel Gascón, ginecóloga de Can Misses, en el hospital durante la pandemia.

Tener dos y hasta tres veces la regla en un mismo mes. Que se alargue demasiado. Sangrado más abundante. O que el flujo no llegue a desaparecer durante todo el ciclo. Mujeres que ya estaban en la menopausia sorprendidas al manchar la ropa interior. Dolor. O más dolor, si ya se tenía. Son las alteraciones en la menstruación que detectan buena parte de las mujeres tras vacunarse contra el coronavirus. Algunas, con ciclos más irregulares, no se percatan de ello hasta que amigas o compañeras de trabajo lo comentan. «Lo primero que tengo que decir es que sí, hay muchísimas alteraciones en el ciclo, pero no sólo después de vacunarse, también al pasar el covid», afirma Raquel Gascón, ginecóloga del Hospital Can Misses.

«Se calcula que el 25% de las mujeres las sufren después de contagiarse de coronavirus», añade la médica, que hace mucho hincapié en que se trata de alteraciones «temporales». En la práctica totalidad de los casos —«un 99%», cifra— el ciclo vuelve a la normalidad uno o dos meses después. Como mucho, indica, tres. De hecho, señala que en el caso de que esas situaciones anormales en cada mujer se prolongaran más allá de los cuatro meses deberían acudir a su médico.

Varios médicos de familia del Área de Salud de Ibiza y Formentera aseguran que en los últimos meses han acudido a sus consultas numerosas mujeres preocupadas por cambios en sus reglas. Esto ha coincidido, explican, con la administración generalizada de las vacunas contra el coronavirus a mujeres jóvenes, en edad fértil. El principal desajuste por el que acuden las mujeres a las consultas de los centros de salud es tener la regla varias veces seguidas en muy poco tiempo. Esto y el hecho de que se alargue el tiempo de sangrado, indican, es lo que más les preocupa. Además, señalan, la mayoría se dan cuenta muy rápido de este tipo de desarreglos porque casi todas las mujeres jóvenes hacen un seguimiento de sus ciclos a través del móvil o de relojes inteligentes. Las que más se preocupan, indican estos profesionales, son las que, hasta el momento, tenían ciclos muy regulares.

Ni el tipo ni la marca

Estas alteraciones, afirma la especialista de Can Misses, no dependen del tipo ni la marca de la vacuna administrada. Los desarreglos temporales los sufren tanto mujeres que han recibido dosis de ARN mensajero (Pfizer o Moderna) como aquellas a las que se ha inoculado una vacuna tradicional (AstraZeneca o Janssen). «Pasa con todas», afirma.

La ginecóloga explica que aunque se han constatado estas alteraciones, no está muy claro su origen. En este sentido, asegura que los últimos estudios apuntan a que estos cambios en el periodo están más motivados por «la respuesta inmunológica» del propio cuerpo que por la vacuna en sí misma. Esta teoría se apoya en la comprobación de que las alteraciones que afectan a las mujeres tras la vacunación son las mismas que tras contagiarse del virus y también que las que se aprecian en las adolescentes tras recibir la vacuna del papiloma humano. También las de las pacientes a las que se practican intervenciones en el cuello del útero. Esta explicación de Gascón les sonará a aquellas mujeres que, al blasfemar en arameo porque, estando enfermas, les ha sorprendido una menstruación a destiempo, hayan escuchado a sus abuelas asegurarles, con alivio, que la regla arrastra la enfermedad.

La ginecóloga recuerda que el ciclo menstrual de una mujer es muy sensible y puede variar de forma temporal por muchos factores a lo largo de su vida: por el ambiente, si se modifica la rutina deportiva, dietas, estrés… «Cuando haces oposiciones, también», apunta. Algo, explica, que a veces, en la situación vivida en los dos últimos años, se pierde de vista.

«La pandemia nos ha trastocado la vida. Hemos cambiado la alimentación, la actividad física. Si a eso le sumamos los aislamientos y el confinamiento...», comenta Gascón, que señala que hay muchas mujeres que, a todo ello, han tenido que sumar duelos por la pérdida de personas queridas, la preocupación por los suyos o por la situación laboral. «Todo eso influye en la menstruación», afirma antes de asegurar que las mujeres pueden estar «tranquilas» con la vacuna contra el coronavirus, a pesar de que después de alguna de las dosis perciban cambios en su ciclo menstrual.

La médica es consciente de que la rapidez con la que se han creado estas vacunas puede generar cierta inseguridad en parte de la población, pero insiste: «Hay que pensar que a esta vacuna se han dedicado muchos recursos, en todo el mundo. Está muy estudiada y es segura. No podemos bajar la guardia con el covid y la única forma de protegernos es la vacuna».

A quienes tengan dudas sobre la vacuna, da igual si son hombres o mujeres, porque quieran formar una familia en breve, Raquel Gascón se lo dice claro: «Ni pasar el coronavirus ni la vacuna contra él afectan a la fertilidad».

Compartir el artículo

stats