Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patronales y sindicatos piden prorrogar los ERTE hasta el verano

Las incertidumbres generadas por la cepa ómicron frente a la próxima temporada turística provocan una reivindicación unánime

Patronales y sindicatos subrayan la importancia de prorrogar los ERTE para las plantillas. j.a.riera

La unanimidad que de forma prácticamente constante han mantenido sindicatos y patronales de Baleares a la hora de afrontar la crisis generada por la covid se está extendiendo a la hora de reclamar al Gobierno central que acuerde una prórroga de los ERTE, en sus actuales condiciones, más allá del 28 de febrero. Y se añade una reivindicación adicional: que la medida no se apruebe 48 horas antes de concluir ese plazo para evitar la angustia de los trabajadores al no tener claro su futuro laboral y permitir que las empresas puedan hacer una planificación adecuada de sus plantillas.

Estas peticiones proceden de los máximos responsables de los agentes sociales de las islas, como los presidentes de las patronales CAEB y Pimem, Carmen Planas y Jordi Mora respectivamente, y los secretarios generales de UGT y CCOO en el archipiélago, Lorenzo Navarro y José Luis García, lo que refleja la trascendencia que se da al tema. Sin embargo, previamente ya habían sido puestas sobre la mesa por las principales cadenas hoteleras del país, entre las que se encuentran las baleares, como Meliá, Barceló o RIU.

Impacto de ómicron

El argumento empleado por todos es el mismo: el impacto que está teniendo la variante ómicron ha demostrado que la covid todavía no está vencida, lo que está multiplicando las incertidumbres respecto a lo que puede suceder durante los próximos meses y sobre cómo se va a poder iniciar la temporada turística de este año.

Lorenzo Navarro recuerda que los agentes sociales de las islas han defendido siempre que los ERTE debían de prorrogarse más allá del 28 de febrero, fecha límite fijada hasta ahora por el Gobierno, y señala que esta postura se ve reforzada ante la aparición de variantes del coronavirus cada vez más contagiosas. José Luis García hace esa misma reflexión y se aferra a las palabras de la propia ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, recordando que ésta aseguró que habría ERTE mientras hiciera falta.

Los agentes sociales reclaman que la prórroga se apruebe con antelación para poder planificar las plantillas

decoration

Desde las organizaciones empresariales se comparte la reivindicación. Carmen Planas reclama que los ERTE puedan mantenerse en todas aquellas empresas que se sigan viendo afectadas por las restricciones, mientras que Jordi Mora hace la petición, al igual que los sindicatos, de que se mantengan «como mínimo hasta el 1 de junio, y siempre prorrogables» mientras que no se supere la pandemia, dadas las incertidumbres que sigue generando en relación a la actividad económica y su impacto en muchos sectores.

Desde los sindicatos se hace además una advertencia adicional: en estos momentos la prórroga de los ERTE tiene una importancia que supera ya la que tiene la prestación especial para los fijos discontinuos, dado que esta última está pensada para la temporada invernal, pero al aproximarse la Semana Santa estos últimos comenzarán a ser llamados de nuevo a sus empresas, al tener garantizados seis meses de actividad en el convenio balear de hostelería.

En este sentido, el presidente de Pimem recuerda la importancia que tiene poder prorrogar los ERTE en tres actividades que son claves para la economía de las islas y que tienen una tremenda dependencia en sus resultados de que la temporada turística pueda o no desarrollarse con normalidad: la hostelería, la restauración y el comercio.

Dado que no se espera que la situación quede plenamente normalizada «hasta 2023 o 2024», añade Mora, en su opinión sería necesario que los ERTE actuales, con sus correspondientes bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social, se mantengan a lo largo de todo el presente año.

En este sentido, hay que tener en cuenta que las grandes cadenas hoteleras, como las antes mencionadas, han puesto sobre la mesa el elevado volumen de cancelaciones que vuelven a registrar desde que irrumpió la variante ómicron, de ahí que hayan sido las primeras en reclamar esa prórroga de los ERTE, en su caso al menos hasta la Semana Santa.

Pero en esta demanda, hay un punto sobre el que el secretario general de CC OO en las islas hace una matización: la prórroga de los ERTE solo debe de justificarse por el impacto de la covid, y no por otras cuestiones.

Cambio de modelo

José Luis García hace esta apreciación señalando que la incertidumbre de la que hablan los empresarios hoteleros también viene provocada por un cambio en la comercialización turística, y señala que en este caso, la solución no pasa por los ERTE sino por la adaptación del sector.

Este representante sindical afirma que los hoteleros van a tener que aprender a convivir con un contexto en el que las reservas ya no van a venir casi en exclusiva a través de la turoperación y con seis meses de antelación (la caída de Thomas Cook se señala como ejemplo de esta evolución a la baja), sino que se está imponiendo una fórmula de reservas con poca antelación y realizada directamente por el cliente por vía telemática, y añade que las empresas de alojamiento van a tener que afrontar estos cambios sin los ERTE.

Compartir el artículo

stats