Economía

El turismo de congresos en Ibiza recuperará el próximo año la facturación de 2019

El Palacio de Congresos acoge el primer Ibiza MICE Summit, un encuentro sobre el turismo de incentivos y exposiciones que, según los expertos, «volverá» tras «la paralización» sufrida durante la pandemia

José Miguel L. Romero

José Miguel L. Romero

Después de su absoluta «paralización» en 2020 y su atonía durante este año, los expertos auguran que el turismo del sector de reuniones, incentivos, congresos y exposiciones volverá por sus cauces en 2022, según se expuso ayer en el Ibiza MICE Summit, el primer simposio de estas características que se celebra en la isla. Teresa Broccoli, presidenta MPI Iberian Charpter, que participó en la mesa redonda ‘El futuro de los eventos presenciales en los principales mercados’, confía en que así será: «En el segundo semestre de 2022 y 2023 ya estaremos con los niveles de facturación que teníamos en 2019», afirma.

Esta ejecutiva recordó el «parón total» que el sector sufrió con la pandemia: «El primer paso que dimos al salir del confinamiento fue dirigirnos al mercado nacional. Comenzamos, despacio, con pequeñas reuniones con los empleados y clientes nacionales». Ese mercado patrio «ya está casi recuperado» para el sector de congresos, «aunque todavía existe algo de miedo». Otra cosa es el internacional: «Por eso este Ibiza MICE Summit y eventos similares son muy importantes. Hoy hay aquí gente procedente de Reino Unido y Alemania que ha venido para ver qué es lo que ocurre en otros países. Queremos saber cuándo llegarán los eventos internacionales, que representan el gran peso de nuestra industria. Es un tipo de turismo que consume mucho más que el turista vacacional, un negocio de millones que tenemos que intentar recuperar».

Rosana Morillo, directora general de Turismo del Govern, dio un dato revelador al respecto: «Ese segmento tiene un gran impacto económico: su gasto es un 30% superior al del turista de ocio». Además, «aporta desestacionalización, crea una amplia oferta laboral alrededor» y ayuda a «consolidar un modelo de turismo de calidad y sostenible».

El sector volverá el próximo año a la facturación de 2019, aunque de una manera distinta a la de entonces: «Nos moveremos en los mercados más próximos, como Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y países Bálticos, que eran antes los más importantes para España. Pero Estados Unidos, Canadá y América Latina, que eran mercados muy importantes, sobre todo este último, tardarán un poco más» en activarse para este destino.

Según Broccoli, Ibiza tenía antes de la pandemia un problema que confía en que, como consecuencia de esta crisis, no se repita: «Los que organizamos eventos siempre nos enfrentábamos en esta isla al choque entre el turismo vacacional y el sector del turismo de negocios, porque se solapan en los meses de septiembre, octubre y noviembre. Cuando queríamos alquilar todo un hotel no podíamos porque la propiedad tenía ya un acuerdo firmado con la turoperación». A su juicio, «si la turoperación reduce un poco su estancia y da espacio al turismo de eventos para entrar más fuerte, Ibiza será muy solicitado en adelante como destino».

Modelo híbrido

Katja Bohnet, responsable de distribución hotelera de Amadeus y participante en la charla ‘Cómo las empresas de tecnología están transformando la industria’, está segura de que el turismo de congresos «volverá». Por una simple razón: «Nos gusta el trato humano. La industria turística está basada en que nos gusta experimentar, vivir, oler, saludar. Por eso volverán los eventos. Cada vez hay más participantes que quieren estar presentes». Aun así, opina que el modelo híbrido (presencial y virtual) continuará: «Así se puede llegar a una audiencia más amplia e incluso tener el contenido de una conferencia para la posteridad».

«Debe mejorar la conectividad [conexiones aéreas] para que a la audiencia internacional le sea más fácil llegar hasta aquí. Sobre todo en temporada baja, cuando hay menos vuelos disponibles»

Como destino MICE, echa de menos algo de lo que las autoridades insulares y los empresarios llevan quejándose desde hace lustros: «Debe mejorar la conectividad [conexiones aéreas] para que a la audiencia internacional le sea más fácil llegar hasta aquí. Sobre todo en temporada baja, cuando hay menos vuelos disponibles». Casi todo está por hacer: Ibiza «se conoce como destino de playa y gastronómico, pero no tanto como de eventos». Congresos como el de ayer ayudan, afirma.

Por su parte, David Noak, director del Madrid Convention Bureau, la oficina de congresos del Ayuntamiento de la capital de España, que participó en la mesa redonda ‘La importancia de las relaciones para seguir avanzando’, coincide con Bohnet en que el componente on line ya «va a estar presente siempre, aunque no mayoritariamente. Pero los encuentros presenciales no desaparecerán». Los clientes, asegura, demandan poder acceder a los contenidos on line de los congresos o reuniones. Antes de la pandemia no siempre era así. Ahora ya es una parte importante.

Suscríbete para seguir leyendo