Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Querella contra Cathy Guetta de 15 proveedores de Ibiza por impagos

La deuda con las empresas que suministraron material para dos restaurantes de Talamanca supera los 200.000€

Las hamacas del restaurante de Talamanca Bikini Beach que funcionó sólo un verano.

La magistrada del juzgado de Instrucción número 3 de Ibiza, Carmen Martín, ha admitido a trámite una querella presentada por un total de 15 empresas de la isla contra Cathy Guetta y dos socios por los supuestos delitos de estafa o alzamiento de bienes por el impago del suministro de material y servicios prestados en los dos restaurantes de la playa de Talamanca Bikini Beach Restaurant y Turquoise. La deuda supera la cantidad de 200.000 euros.

Las empresas son fundamentalmente proveedores de materiales industriales (carpintería, toldos, equipamientos, pintura, ferretería…) para la puesta en marcha de los dos establecimientos. El relato de la querella indica que Cathy Guetta hacía valer su «popularidad en el sector del ocio» (es la expareja del dj francés David Guetta) para obtener los suministros de estas empresas para la reforma y apertura de los dos negocios hosteleros, pero no cumplió con su compromiso de abonarlos con los ingresos que obtuviera de la explotación de los negocios. La defensa de los querellantes, Jorge Morales y Luisa Ocejo, de Usvelia Abogados, sostiene que la ex de Guetta se embolsó los ingresos de la actividad hostelera y eludió el pago de la deuda mediante «artificios contables, preconcursales y de asignación de deuda». 

Medida cautelar denegada

La magistrada ha rechazado la medida cautelar solicitada por los querellados para que se embarguen los materiales, «sin perjuicio de que pueda acordarse en el futuro» en función del resultado de las diligencias que se practiquen.

El relato de la querella indica que Cathy Guetta hacía valer su «popularidad en el sector del ocio» (es la expareja del dj francés David Guetta) para obtener los suministros de estas empresas para la reforma y apertura de los dos negocios hosteleros, pero no cumplió con su compromiso de abonarlos con los ingresos que obtuviera de la explotación de los negocios

En junio del año pasado, tal como informó entonces el digital Noudiari, se celebró un juicio contra Cathy Guetta y un socio por el impago del alquiler del local que ocupaba Bikini Beach. En total, la deuda reclamada por los demandantes (Martín Ferrer) ascendía, en este caso, a 675.000 euros.

El Ayuntamiento de Ibiza abrió un expediente de sanción a Bikini Beach, que sólo estuvo abierto la temporada de verano de 2018, por colocar hamacas, mesas, sillas y otros elementos de decoración fuera del espacio autorizado. A principios de 2019, la sociedad que gestionaba este negoció entró en concurso de acreedores.

Compartir el artículo

stats