La Cala de Sant Vicent, sin malos humos

El Ayuntamiento de Sant Joan suma la playa al programa para eliminar el tabaco, en colaboración con los vecinos

El alcalde y los vecinos, ayer, con los carteles que prohíben fumar en la playa. | ASJ

El alcalde y los vecinos, ayer, con los carteles que prohíben fumar en la playa. | ASJ / redacción. eivissa

Redacción

La playa de sa Cala de Sant Vicent es ya un espacio sin malos humos. El alcalde de Sant Joan, Antoni Marí, Carraca, junto con representantes de la Asociación de Vecinos Cala de Sant Vicente, han colgado la identificación de ‘Platges sense fums’ en el arenal. Se trata de un programa desarrollado por las direcciones generales de Salud Pública y Educación Ambiental, con el fin de promover y potenciar estilos de vida saludables, invitando a los ayuntamientos a adherirse para sensibilizar a las personas sobre el compromiso de no fumar y no dejar colillas cuando van a la playa. Con ello contribuyen a preservar la salud y el medio ambiente.

Los interesados podrán acceder a las ofertas de empleo y asistir a entrevistas de trabajo por videollamada

Desde la Asociación de Vecinos Cala de Sant Vicent, se pidió al Ayuntamiento de Sant Joan que esta playa pasara a formar parte de la red de ‘Platges sense fum’ de Balears. Los vecinos «mostraron su voluntad y compromiso de velar por el cumplimiento de este precepto y realizar las labores de informar a los usuarios de la playa, lo que el Ayuntamiento ha apoyado, solicitando su inclusión en el programa», señalaron ayer desde el Consistorio a través de una nota. Además, el Ayuntamiento ha agradecido la «implicación y colaboración en el buen desarrollo de las actividades de la zona» a los vecinos. «Esto facilita que administraciones, asociaciones y otros colectivos que realizan su labor alrededor de nuestras playas, podamos fomentar y conseguir un uso más saludable y respetuoso de estos espacios naturales», según la nota.

La Cala de Sant Vicent es la playa pionera del municipio de Sant Joan en adherirse a este programa y, por ello, desde el Ayuntamiento apelaron ayer «a la colaboración ciudadana, a su responsabilidad y respeto hacia la salud pública y conciencia ambiental, para hacer honor a esta iniciativa».