Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

Manifestación de las patronales de Ibiza: "Estamos hartos de la incertidumbre"

Más de 120 vehículos toman parte en la protesta convocada por 13 asociaciones del sector servicios para reclamar ayudas directas, pagos de los ERTE, celeridad en la vacunación y más controles de acceso a la isla

La manifestación motorizada de las patronales de Ibiza congrega a más de 120 vehículos

La manifestación motorizada de las patronales de Ibiza congrega a más de 120 vehículos Redacción

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Ibiza o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La manifestación motorizada de las patronales de Ibiza congrega a más de 120 vehículos Rubén J. Palomo

Trece patronales de hostelería, restauración y comercio de las Pitiusas escenificaron ayer su unidad frente a la falta de ayudas directas que, según denuncian, compromete el futuro laboral de muchos negocios de Ibiza, con una nueva movilización motorizada en la que participaron alrededor de 120 vehículos, a los que se añadieron varias decenas más a lo largo del recorrido. Los manifestantes, bajo el lema ‘Ibiza somos todos. Por nuestra salud, por nuestra economía’, iniciaron su marcha a las 11 de la mañana desde el aparcamiento de es Gorg y, tras pasar por la sede de la Delegación del Gobierno, en el puerto de Vila, alcanzaron el Consell de Ibiza. Allí, sin bajar de su vehículo, la representante de Pimeef Restauració, Verónica Juan, hizo entrega del manifiesto reivindicativo al vicepresidente primero de la máxima institución insular, Mariano Juan

39

La manifestación motorizada de las patronales de Ibiza congrega a 120 vehículos J.A. Riera

En él, las patronales de los sectores perjudicados por las restricciones del Govern balear en la lucha contra el covid solicitan al Estado una vacunación ágil, masiva e inmediata; un control exhaustivo de entrada en puertos y aeropuerto; ayudas directas para todos los negocios afectados por las restricciones y la regularización de los pagos de los ERTE para solventar, según afirman, los errores que dejan a muchos trabajadores sin sus correspondientes prestaciones.

«Pedimos al Estado un plan urgente de medidas económicas para el sector turístico», afirma Juan Olmos

decoration

«Pedimos soluciones desde el Estado, un plan urgente de medidas económicas para el sector turístico, del que vivimos prácticamente la totalidad de la isla», explicó antes de iniciarse la marcha motorizada Juan Olmos, representante de la nueva asociación de bares y restaurantes de Ibiza (ABRE). El empresario de restauración recordó que la temporada turística «está a la vuelta de la esquina» y que vienen «de estar prácticamente cerrados en invierno», por lo que imploró celeridad tanto en los plazos de vacunación como en el cobro de indemnizaciones. «Estamos todos pendientes de cómo llegarán esos 11.000 millones en ayudas, cómo se van a materializar y cuándo van a llegar, porque recordamos que las facturas nos llegan cada día y no han dejado de llegar», subrayó Olmos, antes de replicar a las administraciones que «las ayudas tienen que estar en las cuentas de las empresas y no en las ruedas de prensa». Por último, el portavoz de ABRE aseguró que si no llegan ayudas directas «habrá un gran porcentaje de empresas aquí en la isla que no volverán a abrir sus puertas y que habrán cerrado con deudas insalvables», una situación que, dijo, se cebará «con las familias con pequeños negocios».

Los hoteleros, «hartos»

A esta protesta se sumó ayer la Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera porque, según su presidenta, Ana Gordillo, están «hartos» de la situación de «incertidumbre» que existe en el sector turístico y han decidido «manifestarlo en la calle». «Los trabajadores y las empresas ya no tienen recursos para aguantar esta situación. Un segundo año sería devastador para la isla, necesitamos ayudas directas e indirectas. Todos juntos defendemos esto», indicó la empresaria de Sant Antoni, que también puso énfasis en que se aceleren los planes de vacunación en la comunidad. 

Las 13 asociaciones convocantes muestran una pancarta con el lema de la movilización. J. A. Riera

Gordillo reconoció que los hosteleros ibicencos no tienen «previsto» abrir en Semana Santa y confesó que «un punto de vista optimista» sería tener una temporada «un poco mejor que la anterior». «Pero siendo realistas, será imposible tener una temporada como la de 2019», precisó la responsable de la patronal hotelera pitiusa.

Satisfacción por la «unidad»

Tras la marcha motorizada por la ciudad de Ibiza, que sólo se vio alterada por una concentración negacionista a las puertas del Consell (ver página 8), Verónica Juan se mostró «satisfecha» con la respuesta del colectivo y destacó que lo importante era «la unidad» de todos los sectores y que se les «escuche como una Eivissa unida». En cuanto a la cifra de participantes, algo más de 120 vehículos, entre los que también hubo autobuses, camiones y furgonetas, la presidenta de Pimeef Restauració bromeó diciendo que «igual la gente está tan harta que ni siquiera viene a manifestarse», aunque aseguró que durante el recorrido «se unieron más coches».

Los empresarios y comerciantes de ses Figueretes también secundaron la protesta. Su portavoz, Salvatore Vizancio, explicó que se manifiestan porque necesitan trabajar «sí o sí», dado que han recibido «muy pocas ayudas», y advirtió de que muchos negocios «van a cerrar» si no se rescata al sector. Según Vizancio, en este barrio de Vila «entre un 20 y un 30%» de los establecimientos «van a cerrar definitivamente» porque las últimas restricciones han supuesto la puntilla para esta zona residencial y turística. «El problema de ses Figueretes es que en 2019 tuvimos la obra del paseo marítimo, que se retrasó de abril a junio, y solo trabajamos tres o cuatro meses. Luego vinimos de ese invierno cerrados, de un año 2020 que sabemos cómo ha ido y ahora un 2021 que no sabemos cómo va a ir», argumentó.

Una situación similar, aunque con otras circunstancias, viven los comerciantes y hosteleros del puerto de Vila y la Marina. Su principal problema «es la movilidad y el cierre para vehículos en la entrada», señaló el presidente de la asociación, Joaquín Senén, que reivindica «desde hace tiempo que se abra el puerto en invierno». «El año pasado, a pesar de la pandemia, el puerto trabajó bien en verano porque otras zonas estaban cerradas, pero ahora estamos preocupados por esta temporada», concluyó Senén.

El Consell respalda las protestas y anuncia una nueva línea de ayudas de 5,2 millones

Una representación del equipo de gobierno del Consell de Ibiza respaldó a los manifestantes desde la entrada de la máxima institución. Mientras pasaba la caravana de vehículos, la consellera de Promoción Económica y Empresarial, María Fajarnés, expresó el «apoyo» del Consell a «la reivindicación de las patronales» y remarcó el «compromiso» del gobierno insular «con el tejido empresarial de la isla».

También destacó «el gran esfuerzo» que ha hecho el Ejecutivo ibicenco para la convocatoria de las ayudas de 1.500 euros e informó de que «más de 300 solicitudes» de las 1.044 recibidas ya han sido concedidas, y se van abonando «día a día». En este sentido, desde Pimeef confirmaron que algunos de sus asociados ya han recibido la ayuda.

Por otra parte, María Fajarnés anunció que «en pocas semanas» se convocará una nueva línea de ayudas con los ayuntamientos de 5,2 millones de euros, que irán destinadas «a autónomos y microempresas». «Somos conscientes de que no es suficiente y por eso siempre hemos pedido que el Govern haga una aportación más grande. Y también al Gobierno de España, porque no sabemos nada de esos 11.000 millones prometidos: que sean ayudas directas y que no se escuden en préstamos», dijo.

Compartir el artículo

stats