Oosouji signfica "gran limpieza" en japonés y forma parte de una importante tradición japonesa de miles de años que practican muchos de los habitantes del país en fin de año. Este método propone dejar en el pasado las cargas físicas y mentales y suele hacerse cada 28 de diciembre, con el objetivo de empezar el año nuevo sin malas energías. Si quieres hacer buena limpieza profunda del hogar y deshacerte de cualquier tipo de objeto, ropa, decoración o mueble que no necesites y no te haga feliz, te compartimos estas recomendaciones. En nuestra sección de Decoración encontrarás múltiples trucos para limpiar tu casa de la mejor manera posible.

¿Cómo prepararse para la 'gran limpieza'?

Antes de poner en práctica el Oosouji, debes tener en cuenta varias cosas, empezando por el tiempo: para una limpieza integral del hogar necesitarás varias horas por lo que es imprescindible reservar un día entero para llevar a cabo esta tarea. También se deben tener a mano todos aquellos productos que se puedan necesitar: bolsas de basura, productos de limpieza, etiquetas, cajas... Antes de empezar es ineludible purificar el ambiente, por eso, habrá que abrir las ventanas y dejar que el aire fresco invada la casa. (El producto mágico con el que podrás limpiar cualquier parte de tu casa sin gastarte mucho dinero)

Durante el proceso, es imprescindible desconectar el móvil, así podrás estar centrado completamente en tu tarea y, a la vez, tomarte un respiro de las tecnologías y el resto del mundo. Es preferible arrancar a primera hora de la mañana, que es cuando la mente está más despejada. Si lo prefieres, ponte música, pero que sea una melodía que no distraiga. 

El método Oosouji propone elegir una habitación para empezar a limpiar y no cambiar de estancia hasta que no se haya terminado. Durante el proceso de limpieza encontrarás objetos que ya no utilizas, que están viejos, desgastados, o rotos. Este será el paso más complicado, pero debes deshacerte de ellos, ya sea tirándolos o donándolos. Sólo así podrás dejar espacio para nuevas pertenencias.

Limpia a fondo: aspira el polvo, friega, vacía cajones y armarios, mueve los muebles... Se trata de una limpieza en profundidad, para examinar qué es lo que ya no sirve y deshacerse de ello.

¿Cómo llevar a cabo la limpieza?

  • De arriba abajo

Se debe empezar a limpiar desde la parte superior: cubrir los techos, limpiar paredes, quitar el polvo de los muebles... Luego, aspira o barre y friega.

  • Seguir el recorrido de las agujas del reloj a la hora de limpiar una habitación

La limpieza empieza y acaba en el mismo punto, una manera de cerrar el círculo y dejar atrás el viejo caos o suciedad.

  • Utilizar cajas para aquellos objetos que ya no son útiles

Es importante desprenderse de las cosas de las que ya no podemos sacar provecho. Las cajas serán bien recibidas en centros de beneficencia, porque donar es un acto de fe, un gesto bondadoso que puede hacernos sentir mejor.

  • Utilizar bolsas para la basura

Disponer de bolsas de basura en la habitación para ir volcando toda aquella suciedad de la estancia facilita la tarea de desprenderse de ella una vez se termine la limpieza.

  • Arreglar el hogar

Deshacerse de las manchas de la tapicería, reparar los muebles o sustituir las bombillas fundidas u otros artilugios que no funcionen sí es necesario. Los desperfectos recuerdan el pasado de forma negativa y afectan al comportamiento.

  • Cada miembro de la familia, implicado

Si se desea hacer una limpieza integral de todo el hogar todos los miembros de la familia deberían participar en esta actividad. Cada uno de ellos debe tener poder de decisión sobre sus pertenencias y realizar por sí mismos la selección de lo viejo para dar la bienvenida a lo nuevo.

  • Paga deudas y facturas

El Oosouji también incluye pagar deudas y facturas para zanjar todo aquello que esté pendiente en nuestra vida. Saldados los débitos, respiraremos mejor.