Suscríbete Caso Abierto - Diario de Ibiza

Caso Abierto - Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Robos

Cárcel para una empleada de hogar que se apoderó de 98.000 euros en Asturias

La condenada, que negó los hechos, cuidaba a una mujer de 90 años, a la que llegó a sacar del banco hasta 19.400 euros en un solo mes

Una persona mayor saca dinero de un cajero, en una imagen de archivo. EP

Hasta 19.400 euros llegó a sacar en un mes de las cuentas de la mujer de 90 años a la que cuidaba en Salinas (Asturias). En total, entre enero de 2018 y septiembre de 2020, los reintegros en ventanilla y en cajeros automáticos alcanzaron los 240.062.33 euros. La Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a dos años y medio de cárcel a una empleada de hogar por quedarse con hasta 98.092 euros, después de descontar el dinero que se destinaba a los gastos habituales de la casa, los cuidados de la mujer a la que cuidaba y su salario.

Fue el sobrino de la anciana quien empezó a sospechar porque las libretas con las que operaban habitualmente habían desaparecido y la mujer que atendía a su tía le había dicho que las tenía otra sobrina de Gijón. Pero él confirmó que no era cierto. Así que cuando la empleada de hogar se fue de vacaciones, le indicó a la interna que la sustituía que pidiera en el banco un listado de movimientos de un mes, y vio que se había retirado 9.000 euros, cuando los gastos fijos en casa de su tía eran de unos 900 euros mensuales. Así que solicitó a los bancos una copia de los movimientos bancarios, y vio que la ahora condenada "le estaba vaciando las cuentas".

El empleado de uno de los bancos afirmó que la anciana y su cuidadora iban todas las semanas y sacaban 2.000 o 3.000 euros, y que le decían que era para llevarlos a otra entidad. La empleada de otra entidad indicó que al principio nada le llamó la atención, hasta que le sorprendió el elevado volumen de movimientos en el cajero automático.

El tribunal entiende que, sobre la autorización de la mujer para operar, la acusada extrajo hasta 240.062 euros, de los que 189.000 lo hizo en ventanilla y 46.100 en cajeros. La mujer negó haberse quedado con dinero, pero el tribunal ve "ilógico pensar que una mujer de casi 90 años, que lleva una vida modesta y metódica en su domicilio", se gastara esa cantidad.

Compartir el artículo

stats