Cultura

5.000 personas bailan al ritmo de Love of Lesbian sin distancias, con mascarilla y previo test

El Palau Sant Jordi acoge una iniciativa pionera en Europa

Festival Cultura Segura Concierto multitudinario test clinico Covid 19 de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi.

Festival Cultura Segura Concierto multitudinario test clinico Covid 19 de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi. / FERRAN SENDRA

Ignasi Fortuny

El cribaje previo del concierto masivo de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi detectó seis positivos de covid-19 entre los más de 5.000 asistentes al evento. Todos ellos asintomáticos, que, evidentemente, no entraron al evento. Los test de antígenos empezaron a las 8 de la mañana y se alargaron hasta las 16 h. en tres salas destinadas para ello (Razzmatazz, Luz de Gas y Apolo). También en el propio Palau Sant Jordi se remató el trabajo para los rezagados. En total, más de doce horas de concierto para algunos. Lejano se ve lo de llegar 10 minutos antes a un evento de grandes dimensiones como este.

Una iniciativa pionera en Europa.

Una iniciativa pionera en Europa. / FERRAN SENDRA

Sin incidencias (los positivos hallados entran dentro de la lógica del dispotivo), el concierto empezó con un retraso de media hora y duró casi dos horas. El control de acceso era exhaustivo, con control de temperatura incluido. Las medidas de seguridad se limitaban a una mascarilla FFP2 obligatoria y la división de los 5.000 espectadores en tres bloques (también, claro, recorridos delimitados, ventilación reforzada....). Una imagen impactante desde la grada del Sant Jordi después de un año de distancia social clavada en la retina. Una foto potente de una prueba pionera (llamada Festivals per la Cultura Segura e impulsada por multitud de actores de la música en vivo) en occidente. La crónica de la agencia Reuters considera el evento de "espectacular" en su titular. El propio Santi Balmes, cantante de Love of Lesbian, aseguró desde el escenario que "el mundo nos está mirando".

Uno de los organizadores del evento como director del festival Cruïlla, Jordi Herreruela, ya en la previa del concierto compartía esta idea: "Es un día histórico. Un momento en el que todo el mundo mira Barcelona y recuperamos el espíritu de las olimpíadas".

Este domingo la plataforma Festivals per la Cultura Segura ha aplaudido "el civismo y la emoción" que protagonizaron el concierto. A través de un comunicado, celebran que esta prueba piloto suponga "un ejemplo de unidad del sector de la música en directo, de la comunidad científica, y de administraciones y patrocinadores comprometidos" en buscar soluciones y metodologías que permitan volver a programar conciertos masivos. Un encuentro, apuntan, "sin precedentes". Así mismo, la organización tendrá una valoración científica del evento, con "datos concluyentes", el próximo 10 de abril, cuando se podrán tener los resultados tras haber sido contrastados con los de la Conselleria de Salut de la Generalitat. El mismo Herreruela aseguraba ayer: "Si los resultados confirman nuestras teorías tendremos la puerta abierta a la vuelta de grandes eventos este verano".