Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas de Forada

Del fandango de Valencia a la ‘llarga’ de Ibiza

Forada recupera, tras un año de parón, su homenaje a los mayores y la Mostra Folklòrica Arrels Vives, protagonizada esta edición por el Grup de Danses i Rondalles Repicó, de Manises, y Sa Colla de Buscastell

20

Festival y fiesta para los mayores en Forada

«Estoy muy contenta de que por fin podamos juntarnos y celebrar un poco las fiestas de Forada». El comentario lo hace Pepa Costa Torres, de Can Fornet, a la salida de la misa en honor a los mayores que acaba de oficiar el párroco Sergio Pérez en la capilla de la Inmaculada Concepción. Junto a ella hay decenas de vecinos, todos con las mismas ganas de disfrutar del homenaje a los veteranos del pueblo y de la Mostra Folklòrica Arrels Vives, dos eventos que el año pasado no se pudieron celebrar debido a la pandemia de coronavirus. Entre los asistentes a la ceremonia religiosa están el alcalde de Sant Antoni, Marcos Serra; la concejala de Gobernación y Medio Ambiente, Neus Mateu; la de Cultura, María Ramón, y el de Turismo y Fiestas, Miguel Tur.

Esther y José, del Grup de Danses i Rondalles Repicó. | J.A. RIERA

De la capilla acaba de salir también una pequeña representación de Sa Colla de Buscastell y del Grup de Danses i Rondalles Repicó, de Manises, que actuarán a continuación en la úndécima edición de festival folclórico de Forada. El resto de integrantes de ambas formaciones están ya en el centro social del pueblo preparándose para la actuación.

La presidenta de Sa Colla de Buscastell, Cristina Ribas, está vistiendo con el traje tradicional ibicenco a la pequeña Leire Ribas, de cuatro años, que es una de las nuevas incorporaciones al grupo, junto a su hermano, Dani, a punto de cumplir los dos años. «En esta muestra debutan también Keisha, de trece años, y Estela Gómez, de once, que comenzaron a ensayar con nosotros este verano», explica Ribas antes de presentar a otra de las componentes más jóvenes, Alba Tur, de seis años, «que lleva bailando desde los tres». «Todos ellos se subirán hoy al escenario para demostrar que nuestras raíces están vivas y bien aferradas», dirá la presidenta poco después durante el transcurso de la muestra folclórica para presentar a los nuevos fichajes.

Los nuevos fichajes de Sa Colla de Buscastell, Estela, Dani, Leire y Keisha, junto a otra de las integrantes más jóvenes, Alba. J.A. Riera

Mientras las balladores se arreglan, en el exterior del centro cívico de Forada, miembros de la colla preparan una paella para un centenar de comensales que degustarán después del homenaje a los mayores junto con los 32 miembros del grupo folclórico valenciano que se han desplazado hasta Ibiza para participar en la muestra Arrels Vives.

«Ésta es nuestra primera actuación en la isla», explica Conchín Lerma, presidenta del Grup de Danses i Rondalles Repicó, una formación que nació hace 33 años. «Hemos hecho un intercambio. Sa Colla des Buscastell fue a bailar a Manises el 16 de octubre y ahora nos toca devolver la visita», detalla su vicepresidenta, Elvira Martínez, antes de hablar de los trajes tradicionales «de finales del siglo XIX» con los que los componentes del grupo van ataviados.

La formación valenciana inaugura la muestra con las melodías del tabal y la dolçaina. Ha preparado para la ocasión un repertorio del folclore de Valencia y Alicante con jotas, boleros, fandangos y seguidillas que los balladors ejecutan al ritmo de las castanyoles y de los instrumentos de cuerda, acompañados por las voces de las cantadoras Verónica Orts y Amelia Gimeno. «Presentaremos tres piezas del folclore de Manises que ha compuesto nuestro profesor de rondalles, Eduard Navarro, siguiendo los ritmos tradicionales y recuperando letras antiguas: el ‘Fandango de Coveteres’, ‘Las seguidillas de Coveteres’ y la ‘Jota de Sant Joan’», destaca Gimeno entre todos los números de música y baile que a continuación van a presentar.

Tras su actuación, le toca el turno a Sa Colla de Buscastell que comienza su exhibición fent brular el corn para luego hacer un repaso al repertorio de bailes típicos: la curta, la llarga y sa filera. La muestra concluye con un crit d’uc de una de las componentes del grupo folclórico. Se suben al escenario el alcalde de Sant Antoni, la concejala de Cultura, Conchín Lerma y Cristina Ribas, que se muestra «orgullosa» de su colla, que ha cumplido ya 21 años.

76 ensaimadas para los mayores de Forada

Habla luego Marcos Serra, «contento de ver a todo el pueblo de Forada después de tanto tiempo sin hacer fiesta». Agradece al grupo Repicó su actuación y alaba a Sa Colla de Buscastell: «Bailáis mejor que nunca a pesar del tiempo que habéis estado sin actuar». Mientras los grupos folclóricos se intercambian regalos, la Associació de Vesins de Buscastell, que colabora en estos festejos con la colla y el Ayuntamiento de Sant Antoni, reparte orelletes entre el público.

Continúa la celebración con un sorteo de una cesta de navidad, que se lleva Maria Bonet Vingut, una vecina de Forada de 81 años. El homenaje a los mayores concluye con sabor dulce, el de las ensaimadas.

Compartir el artículo

stats