Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas y sindicatos se abren a fijar restricciones a los no vacunados

CAEB, Pimem, UGT y CCOO prefieren la exigencia del pasaporte covid para entrar en los establecimientos antes que limitaciones sectoriales | El Govern afirma que no tiene previsto aplicar nuevas reducciones generales en horarios y aforos

Patronales y sindicatos plantean la posibilidad de prohibir el acceso a bares, gimnasios o cines a los no vacunados

Las patronales CAEB y Pimem y los sindicatos UGT y CCOO han dejado la puerta abierta para negociar con el Govern la exigencia del pasaporte covid para acceder a establecimientos abiertos al público, como restaurantes o gimnasios, con el objetivo de evitar que se tengan que recurrir a medidas más drásticas para frenar la evolución al alza de los contagios, como volver a aplicar restricciones de horarios y aforos sobre el conjunto de algunos sectores, algo a lo que los agentes sociales se oponen con contundencia. La propia sectorial de restauración de CAEB solicitó ayer el Govern que se exija contar con el citado pasaporte para poder entrar en los establecimientos de este sector de mayor tamaño. Todos defienden que puestos a aplicar limitaciones, éstas deben de recaer exclusivamente sobre las personas que no se han querido vacunar, al considerar que el resto de la población, al igual que las empresas, han tenido que hacer muchos sacrificios para evitar la propagación del virus. En cualquier caso, fuentes del Ejecutivo balear lanzaron ayer un mensaje de tranquilidad al asegurar que por el ahora no está previsto implantar limitaciones de horarios y aforos sobre sectores económicos.

El primero que ayer dio un paso al frente en este sentido fue el presidente de la patronal Restauración-CAEB, Alfonso Robledo, al solicitar al Govern que implante la exigencia de contar con el pasaporte covid para poder acceder al interior de sus establecimientos, al menos en los de mayor tamaño, para elevar la seguridad de los mismos e impedir que cunda el temor y se suspendan las comidas de empresa. El objetivo, según añadió, es evitar que se tenga que optar por actuaciones que podrían ser más perjudiciales para estos negocios, como serían el regreso de las restricciones de horarios y de aforos.

Alfonso Robledo defendió la implantación de pasaporte covid en su sector, tal y como se está haciendo también en las discotecas, después de que se conociera que desde Madrid se podía lanzar la recomendación de fijar nuevos límites de horarios sobre algunos sectores. Esta última posibilidad, subrayó, sería mucho peor que la de evitar que los no vacunados puedan entrar en estos establecimientos, especialmente si se tiene en cuenta que la tasa de los inmunizados de Balears es superior al 80% de la población diana.

Comidas de Navidad

El presidente de Restauración-CAEB insistió en la necesidad de que su sector sea percibido por los consumidores como sanitariamente seguro, ante el miedo de que se empiecen a cancelar las reservas para comidas de empresa y familiares durante la Navidad, para las que se esperan llenos en algunos establecimientos.

Robledo señaló que esta exigencia del pasaporte covid para acceder al interior de los locales debería implantarse al menos en los de mayor tamaño y que concentra un mayor número de clientes en su interior, aunque reconoció que podría no tener sentido en los pequeños bares y cafeterías.

Advertencias del Ejecutivo balear a los que no se han inmunizado

La actitud que el Govern balear mantiene ante la minoría de la población que no se ha querido vacunar hasta ahora quedó reflejada en las declaraciones realizadas el pasado lunes por el conseller de Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, al reprochar a este grupo que está poniendo en riesgo al conjunto de la población de las islas, pero muy especialmente a las personas mayores y más vulnerables.

«No podemos tener población que no esté vacunada. Es algo que no se debería permitir», aseguró el portavoz del Ejecutivo autonómico.

Un aspecto a destacar es que Cataluña ya ha anunciado su intención de exigir el pasaporte covid para acceder a establecimientos abiertos al público al igual que Navarra, Aragón o La Rioja.

Los presidentes de las patronales Pimem y CAEB, Jordi Mora y Carmen Planas respectivamente, y los secretarios generales de CCOO y de UGT en las islas, José Luis García y Lorenzo Navarro, coincidieron ayer en dejar la puerta abierta para abordar con el Govern en la próxima Mesa del Diálogo Social la posibilidad de pedir la autorización al Tribunal Superior de Justicia de las islas para implantar la exigencia del pasaporte covid para poder acceder a establecimientos como restaurantes, gimnasios o cines en el caso de tener que tomar medidas para frenar la propagación del virus (como ya se ha hecho con las discotecas), ya que lo que quieren evitar a toda costa es que se plantee la implantación de limitaciones sobre el conjunto de algunos sectores.

Sacrificio de muchos

Tanto Jordi Mora como José Luis García o Lorenzo Navarro fueron muy contundentes al señalar que la inmensa mayoría de los ciudadanos han hecho sacrificios para vacunarse y asumir las restricciones que se han aplicado por la pandemia, para que ahora los beneficios que ello ha conllevado se pongan en riesgo por la minoría que no se ha querido inmunizar. Por ello, se insiste en que cualquier nueva restricción debe de recaer exclusivamente sobre este segundo grupo.

El presidente de Pimem puso de relieve la necesidad de que las islas se mantengan con unas bajas cifras de ingresos hospitalarios y en UCI para poder iniciar una nueva temporada turística con normalidad durante la próxima Semana Santa.

Compartir el artículo

stats