Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El magnate ruso Doronin deberá demoler el búnker ilegal de su mansión de Platges de Comte

La empresa que ejecutó los trabajos incumplió una licencia para obras de rehabilitación y mejora de 2012

La mansión del magnate ruso Vladislav Doronin, en Platges de Comte.

El Tribunal Superior de Justicia de Balears ha desestimado el recurso de apelación de la defensa del magnate ruso Vladislav Doronin por la sentencia dictada en 2019, que le condenaba a demoler las obras ejecutadas en el año 2014 en su mansión de Platges de Comte sobre terreno forestal en suelo rústico protegido en Sant Josep. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) había denunciado en 2014 las obras ilegales, detectadas tras una inspección desde un helicóptero.

La sentencia también desbloquea otro expediente que valoraba la gravedad de la infracción urbanística cometida y obligaba a Doronin a pagar una multa de un millón de euros al Ayuntamiento de Sant Josep.

Tras esta resolución del TSJB, el Ayuntamiento de Sant Josep abrirá un expediente bajo el que le dará la oportunidad al magnate ruso de demoler las obras ilegales y, si no lo hiciera, el Consistorio podrá demolerlas bajo ejecución subsidiaria y, posteriormente, pasará los gastos a la empresa de Doronin.

Vladislav Doronin tendrá que pagar una multa de un millón de euros al Ayuntamiento de Sant Josep

decoration

La empresa que hizo las obras «incumplió una licencia para obras de rehabilitación y mejora otorgada en el año 2012, ya que ejecutó actuaciones distintas que extralimitaban el permiso. Se habían modificado las instalaciones, sustituido la pavimentación, anulado la fosa séptica y construido una terraza, así como una pasarela elevada, entre muchas cosas que contemplaba la licencia», según indica el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Balears por el que se ha desestimado la apelación de la sentencia inicial.

Expediente de demolición

La sentencia pone fin al expediente de disciplina urbanística que el Ayuntamiento de Sant Josep abrió por el volumen de obras detectado. La promotora presentó el proyecto de legalización, pero se le denegó, por lo que recurrieron ante el juzgado de lo contencioso en 2015.

Una primera sentencia en 2019 resolvió como correcta la actuación del Ayuntamiento de Sant Josep y tras un recurso de apelación por el magnate ruso, esta sentencia del TSJB de 2020 ratifica la actuación del Consistorio.

Con la confirmación del TSJB de que la infracción fue valorada acertadamente y el proyecto de legalización correctamente denegado, se procederá a la apertura de un expediente por parte del Ayuntamiento.

Desde el Consistorio apuntan que «debido a la carga de trabajo en el departamento de urbanismo, se ha retrasado el procedimiento», pero que «el siguiente paso es iniciar el expediente de demolición».

Compartir el artículo

stats