Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Restricciones

La actividad de la hostelería en Ibiza se prolonga hasta las dos de la madrugada

Formentera se libra de la prohibición de las reuniones nocturnas entre personas no convivientes

Imagen de archivo de una terraza en la avenida de Santa Eulària. | CAIB

Los bares y restaurantes de Ibiza pueden abrir hasta las dos de la madrugada, una hora más que en las últimas semanas, con la actualización de las medidas de prevención de contagios de covid aprobada ayer por el Govern balear. En Formentera también se flexibilizan las limitaciones con el levantamiento de la prohibición de las reuniones sociales entre personas no convivientes durante la madrugada, aunque este veto se va a seguir aplicando en Ibiza con una hora menos que hasta el momento, según anunció el portavoz del Govern, Iago Negueruela.

El portavoz del Govern, Iago Negueruela. | J.A.RIERA

Con la nueva resolución de la conselleria de Salud y Consumo del Govern balear, que entró en vigor esta pasada medianoche, los horarios y restricciones en el sector de la hostelería y la restauración quedan equiparados en el conjunto de Balears, mientras que hasta ayer eran más duras en el caso de Ibiza por contar con peor situación sanitaria.

Además de poder trabajar una hora más en el horario nocturno, la ocupación máxima de las mesas en los establecimientos de Ibiza también se amplía a las mismas condiciones que en Formentera, Mallorca y Menorca. Así, desde la pasada medianoche, los bares y restaurantes pueden atender a grupos de ocho personas en sus interiores y de doce en las terrazas. Hasta ayer, no podían reunirse más de cuatro personas en una misma mesa dentro de los locales de Ibiza, mientras que en los exteriores solo podían sentarse juntos ocho comensales como máximo.

Reuniones por la noche

En cambio, en la mayor de las Pitiusas va a continuar aplicándose la prohibición de las reuniones sociales entre personas no convivientes durante la madrugada, aunque se reduce en una hora. Así, desde ahora, el Govern no permite que las personas que no vivan en un mismo domicilio puedan estar juntas desde las dos de la madrugada hasta las seis de la mañana. Por contra, estas mismas limitaciones nocturnas se levantaron ayer en Formentera y en Mallorca, mientras que Menorca se había librado de ellas desde el pasado 23 de agosto.

Todas estas restricciones estarán en vigor como mínimo hasta el próximo lunes, cuando el Govern balear revisará las medidas para la contención de contagios de covid.

La incidencia acumulada en Ibiza se ha reducido a 387,9, pero sigue siendo la más alta de Balears

decoration

Esta modificación en los horarios y las condiciones de trabajo para el sector de la hostelería y restauración obedece a la mejora de la situación epidemiológica y asistencial en Balears. Según los datos facilitados ayer por el Govern, la incidencia acumulada a catorce días de contagios de covid por cada 100.000 habitantes se ha reducido a 387,9 en Ibiza, aunque sigue siendo la más alta del conjunto de Balears. En Formentera, este mismo índice en estos momentos se encuentra en 268,8, mientras que en Mallorca es de 251 y de 179,8 en Menorca, que se confirma una vez más como la isla con mejores datos del conjunto de Balears.

El criterio que aplica el Govern balear para fijar la restricción nocturna es que cuando la incidencia acumulada de contagios a 14 días se sitúa por encima de 350 por cada 100.000 habitantes, con una presión hospitalaria superior al 5% de las camas destinadas a enfermos covid de la Unidad de Cuidados Intensivos y del 2% en relación a las plazas en planta, no se permitirán reuniones sociales o familiares entre las 2 y las 6 horas, salvo de personas convivientes. Así, a partir de este baremo del Govern, Ibiza aún no cumple con los requisitos para que se levanten las limitaciones a las reuniones sociales nocturnas.

El Govern mantiene las playas cerradas entre las diez de la noche y las seis de la madrugada

decoration

Por otra parte, el Govern mantiene la obligación de cerrar los parques y las playas de Balears de diez de la noche hasta las seis de la madrugada, así como la obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios interiores de uso público o en exteriores si no se puede mantener una distancia social de un metro y medio.

De igual manera, también se mantienen las restricciones en los aforos para actividades deportivas o culturales, con un máximo de 2.500 personas en exteriores y 500 en interiores.

Compartir el artículo

stats