Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista Alba Careta Arnaus Trompetista y cantante

Alba Careta Arnaus : «Hace años que sigo el Eivissa Jazz y estar en él es un sueño»

A la trompetista catalana, que lidera Alba Careta Group, le gusta combinar el jazz con la música de su tierra, además de cantar, como demostró ayer en su primera actuación en el festival ibicenco

Alba Careta, ayer, durante la actuación con su grupo en el Eivissa Jazz, en el Baluard de Santa Llúcia. | ZOWY VOETEN

Alba Careta es una seguidora incondicional del Eivissa Jazz y «tenía muchas ganas» de formar parte de su cartel. El «sueño» lo ha conseguido con 26 años. Ayer presentó en el festival su segundo trabajo como líder de Alba Careta Group, ‘Alades’ (Microscopi, 2020), inspirado en sus vivencias en Holanda. 

Es la primera vez que la trompetista y cantante catalana Alba Careta Arnaus (Avinyó, 1995) pisa territorio pitiuso y lo hace para participar hoy (por ayer) en el Eivissa Jazz, un festival que sigue desde hace mucho tiempo y que le gusta especialmente, según cuenta a Diario de Ibiza por teléfono unos minutos antes de volar hacia la isla.

¿Qué significa para Alba Careta Group actuar en el Eivissa Jazz?

Para mí poder presentar mi disco allí, como en muchos otros festivales donde estoy pudiendo ir este año, es increíble. Hace años que sigo el Eivissa Jazz y que veo lo que hacen y poder estar allí, y encima con este cartelazo y entre estos musicazos es un sueño. Tenía muchas ganas.

¿Qué atractivos destacaría del festival ibicenco?

Creo que tiene un muy buen cartel siempre. Además, por las fotos que he visto y lo que he podido investigar, es muy bonita su ubicación.

Presenta en Ibiza su nuevo trabajo, ‘Alades’. ¿Cómo nació este proyecto?

Empecé a hacer las composiciones de ‘Alades’ cuando estaba viviendo en Ámsterdam. Para hacer estos temas me inspiré mucho en los conceptos que veía allí, en los músicos que vienen de todas partes del mundo y en la forma que tienen de entender la música. Hice todas las piezas allí y eso lo mezclo con música catalana también, algo que me lleva un poco a mi casa, a mi tierra. Me gusta combinar estas dos cosas porque sé que a la gente que no está acostumbrada a escuchar jazz le cuesta seguir un concierto de música propia. Así aprovecho que me gusta mucho la música de mi tierra para mezclarla un poco siempre por el hilo del jazz.

Todas las composiciones de ‘Alades’ son suyas, excepto un tema...

Sí, una versión de las ‘Corrandes d’exili’. Es un poema del poeta catalán Pere Quart que musicó Lluís Llach. Mis padres siempre me ponían a Lluís Llach y por eso lo siento muy mío. De aquí vienen el amor o las ganas de tocar música catalana en los conciertos. De hecho, en el concierto de hoy (por ayer) podremos escuchar alguna otra versión sorpresa.

Hablemos de los músicos que le acompañan, con los que además de trabajo comparte amistad.

Creo que una de las cosas más importantes de este grupo y de cómo concibo la música en general es que primero tiene que haber una buena relación personal y después la música sale sola o de forma más fácil. De hecho el disco lo grabé con músicos con los que estaba estudiando en Holanda y cuando llegué a Cataluña ellos no estaban y tuve que montar una banda de nuevo para presentar el disco allí y en toda España. Fui a buscar a los músicos con los que empecé a tocar jazz, a los que fui conociendo durante mi primera etapa, en Manresa y luego en la Esmuc (Escola Superior de Música de Catalunya). Roger (Santacana), el pianista, creo que es el primer músico con el que toqué jazz en mi vida. Después conocí a Josep (Cordobés), el batería, en Manresa, y luego a Lucas (Martínez), saxo tenor. Al último que conocí fue a Giuseppe (Campisi) que hoy (por ayer) no puede estar con nosotros porque tenía concierto, pero vendrá como contrabajo Pau (Lligades), del que soy amiga también desde hace mucho tiempo. Casi que tocar con ellos es como estar en casa. Siempre estoy segura porque sé que están ahí para apoyarme y para que mi música suene superbién y creo que esto se nota muchísimo. Empecé con ellos, pero todos escogimos caminos distintos, fuimos a estudiar a diferentes partes del mundo y ahora todos hemos vuelto a casa y es muy bonito poder tocar juntos otra vez.

¿Ver a una mujer como líder de una formación de jazz es cada vez más habitual o sigue siendo algo raro?

A mí me gusta pensar que no es raro y que la situación va cambiando. Me gusta pensar que todos somos iguales. Yo soy una mujer y soy la líder, pero también lo podría ser cualquiera de los que conforman este grupo y todos sentirnos igual. Lo único es que durante mucho tiempo no hemos tenido esos referentes femeninos y entonces cuesta más, pero hay muchas chicas de mi generación que ya son líderes de grupos. Me gustaría pensar en un trato igualitario para hombres y mujeres, pero eso está costando todavía.

¿Qué le atrajo de la trompeta y del jazz para dedicarse a este y no a otro género musical?

En su momento no tenía ni idea de la razón por la que escogí la trompeta. Desde bien pequeña me enamoré y fue raro, porque yo era muy tímida y escogí un instrumento que suena superfuerte. Después de unos años mis padres me contaron que mi abuelo, al que yo no conocí, era el corneta del pueblo. Me gusta pensar que es el legado que me dejó él. El jazz lo escogí porque mi hermano tiene 18 años más que yo y cuando nací él estaba tocando siempre la guitarra para mí y me ponía jazz porque a él le encanta. Crecí con esta música y el hecho de haberla estudiado creo que me ha dado mucha libertad para componer y para improvisar...Algo esencial a lo que creo que no se le da importancia si estudias música clásica. El jazz me ha dado las herramientas para crear mis composiciones, que no son puro jazz.

Además de tocar la trompeta también ejerce de vocalista...

Me gusta cantar, lo he hecho desde siempre, desde cuando empecé a tocar con mi hermano. Lo hacía entonces porque no podía tocar un concierto de una hora seguida con la trompeta. Tocaba un tema y el otro lo cantaba. He crecido así aunque no he estudiado nunca canto, pero me gusta mucho combinarlo y para el público es muy atractivo.

Compartir el artículo

stats