Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sant Josep pide al Consell de Ibiza que se implique para resolver la crisis del Don Pepe

El pleno municipal aprueba por mayoría instar a la máxima institución insular a que, entre otras cosas, colabore con el Ayuntamiento en los gastos del alojamiento temporal de los afectados

Imagen de archivo de una concentración de protesta de los propietarios del Don Pepe. J. A. Riera

El Ayuntamiento de Sant Josep reclamó ayer al Consell de Ibiza que se implique "de forma activa y proactiva" en la búsqueda de soluciones para los vecinos de los apartamentos Don Pepe, que tendrán que desalojar sus viviendas por el riesgo que existe de derrumbe del edificio. El Consistorio hizo esta petición a través de una moción presentada por el ejecutivo local, PSOE y Unides Podem, que fue aprobada con el apoyo de Ara Eivissa, Proposta per Eivissa y Vox, la abstención de Ciudadanos y los votos en contra del PP.

A través de esta propuesta, el Ayuntamiento de Sant Josep instó al Consell, entre otras cosas, a que ceda un terreno al Ibavi en el municipio para poder construir viviendas de protección oficial, con el fin de dar una salida a las personas que se vean afectadas por el desalojo, que la administración municipal decretó ante las patologías estructurales detectadas en este inmueble ubicado en es Codolar y que pusieron en evidencia los informes técnicos municipales. Asimismo, pidió que la conselleria insular de Bienestar Social destine una partida para dar apoyo económico y las ayudas necesarias a las personas que se encuentren en una situación de especial vulnerabilidad, coordinándose con los servicios sociales municipales de Sant Josep.

El Consistorio de sa Talaia también reclamó al Consell que colabore en los gastos que supone el alojamiento temporal de los afectados. El alcalde de Sant Josep y responsable de Urbanismo, Ángel Luis Guerrero, explicó que «ahora el Ayuntamiento pagará hasta dos mensualidades en unos apartamentos turísticos como medida de urgencia» y pidió a la máxima institución insular que aporte una ayuda económica "al menos para cubrir dos mensualidades más mientras se resuelven las distintas actuaciones administrativas y judiciales".

Pleno de Sant Josep, ayer. Ayuntamiento de Sant Josep

Asimismo, la corporación municipal solicitó al Consell que encargue una nueva valoración económica del terreno y del edificio A de los apartamentos Don Pepe, ya que, señaló Guerrero, "el presidente de la institución, Vicent Marí, dijo en declaraciones públicas que el valor propuesto por parte del consistorio para realizar un esponjamiento medioambiental en la zona era insuficiente y que había que ajustarlo al precio de mercado". Además, le pidió a Marí que ayude a pagar lo que resulte de esta valoración.

También se instó al Consell a que constituya una mesa de trabajo a fin de buscar las soluciones adecuadas a esta problemática. Este organismo estaría integrado por miembros de la institución insular, el consistorio y también contaría con la participación del Govern, como solicitó a través de una enmienda la representante de Vox, Pino Vidal. A instancias de Proposta per Eivissa, se introdujo otro acuerdo: crear una comisión especial de seguimiento de la situación del Don Pepe, que se convocará en un plazo máximo de diez días y que, a partir de entonces, se reunirá quincenalmente.

El PP, que consideró la presentación de esta moción como "puro humo y artificio" por parte del ejecutivo local, insistió en que la mejor solución para este problema es permitir a sus propietarios salvar sus viviendas reformando la Ley de Urbanismo. El concejal de Ciudadanos Daniel Becerra argumentó su abstención señalando que con esta propuesta "el gobierno local trata de eludir su responsabilidad en este tema y trasladarla al Consell de Ibiza".

Visto bueno a la tasa reguladora de mercados municipales 

Por otra parte,  el pleno de Sant Josep aprobó por unanimidad y de forma provisional la ordenanza reguladora de los mercados municipales de Sant Josep que, según adelantó el teniente de alcalde Vicent Xavier Roselló, responsable de Hacienda, será efectiva a partir de enero de 2022. Según el documento al que se le dio el visto bueno, que saldrá a exposición pública para presentar alegaciones, se establece una tasa de 240 euros por cada cuatro metros cuadrados de ocupación, que se pagará por año o por temporada. Los mercados artesanales y de productos locales agropecuarios estarán exentos de pagar esta tasa. 

Por otra parte, en el pleno salió adelante, con los votos a favor del equipo de gobierno, la oposición del PP y la abstención del resto de la oposición una modificación de crédito de 487.031 euros que prevé, entre otras cosas, partidas extraordinarias para la dotación del local multifuncional de formación de Cala de Bou y la construcción de un parque infantil en el colegio Sant Jordi.

Asimismo, se aprobó parcialmente y por unanimidad una propuesta del PP en la que se insta al Govern a desarrollar e impulsar el despliegue de la figura del educador social en los centros educativos y a incluirlos teniendo en cuenta la experiencia laboral previa en este puesto. 

Ángeles Marí Suñer, nueva concejala  

En el pleno de ayer se informó de la renuncia al cargo de la concejala Noemí Boned. El alcalde de Sant Josep anunció que en su lugar entrará la socialista Ángeles Marí Suñer. Según adelantó, no se encargará de las mismas áreas que llevaba Boned, que eran Deportes, Juventud, Educación, Familia e Infancia. «Habrá una reestructuración del gobierno», afirmó Ángel Luis Guerrero.

Compartir el artículo

stats