Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria y turismo

Los británicos cancelan ahora las reservas realizadas durante la euforia del paso de Ibiza al nivel verde

La cancelación de viajes de dos turoperadores no desanima a los holandeses: ahora reservan directamente hotel y vuelos

Turistas llegados al aeropuerto de Ibiza.  | TONI ESCOBAR

Turistas llegados al aeropuerto de Ibiza. | TONI ESCOBAR

Que no cunda el pánico. Sí, esta semana hubo un aluvión de cancelaciones de reservas en cuanto el Reino Unido anunció que devolvía a las Pitiusas y al resto de Balears al semáforo ámbar. De hecho, José María Ramón, CEO de Neobookings, cifra en un 93% el aumento de las anulaciones del turismo británico que se produjeron entre el martes 13 y el miércoles 14 de julio. Pero no todo fue tan trágico: la práctica totalidad de esas cancelaciones coinciden con las reservas realizadas en un momento previo de euforia, justo cuando a finales de junio el premier Boris Johnson decidió que estas islas pasarían al verde, de manera que apenas habría impedimentos para viajar hasta aquí.

Ramón explica lo sucedido estos días con el mercado de Gran Bretaña: «El martes se empezaban a escuchar rumores de que nos devolverían al ámbar, y el miércoles, el responsable de Sanidad británico advirtió en un tuit de que Balears entraría en esa clasificación. En esos dos días, del 13 al 14 de julio, casi se duplicaron las noches canceladas». El CEO de Neobookings, que calcula que «aún habrá tres o cuatro días más de correcciones», señala que ese porcentaje de anulaciones, aparentemente aterrador, no lo es tanto: «Reino Unido vivió un momento de euforia a finales de junio (del 23 al 25), cuando se anunció que estas islas serían semáforo verde; ahora ha pasado lo contrario y muchos de los que compraron aquellos días, ahora se retractan. Hemos analizado esas cancelaciones y hemos comprobado que la gran mayoría se crearon aquellos días de euforia».

32% de las reservas ya son de españoles

El mercado nacional es el que está llevando la voz cantante en las islas esta temporada, con un 32% del total de las reservas. Otro mercado que lleva semanas con una tendencia al alza de las reservas confirmadas es el italiano, que ya representa el 22% del total. Reino Unido ha bajado al 29%.


La tendencia es la reserva de último minuto

El último minuto es la tendencia de este estío, y a los responsables de Neobookings les sorprende que sea justo para las mismas fechas en las que algunos británicos se han apresurado a cancelar sus reservas.

El resto no se ha dejado llevar por el pánico y sigue la tendencia de las últimas semanas: «Durante los últimos días, las tasas de cancelación de reservas de británicos son estables. Es decir, quien quería venir hace una semana, mantiene ese propósito, no cambia de comportamiento». El resto de mercados emisores tampoco han variado la tendencia de cancelaciones.

Ramón considera que ese puntual incremento de cancelaciones «es simplemente una corrección, no hay que entrar en pánico». Recuerda, en ese sentido, que para los súbditos británicos que tengan la pauta completa de vacunación nada cambia por el paso al ámbar: «Pueden seguir viniendo sin cuarentena. Y allí ya hay un 52% de inmunizados. Es decir, ya puede venir más gente que la que no puede venir».

Tampoco han detectado «un declive del número de reservas efectuadas estos días, que mantienen el ritmo». Sólo aprecian esa corrección respecto a las efectuadas durante la euforia de los días 23 a 25. De hecho, ayer a mediodía el aeropuerto de Ibiza se llenó de turistas procedentes del Reino Unido, que o bien estaban vacunados o no temían la cuarentena de regreso.

Repunte de Países Bajos

Paralelamente al anuncio de Reino Unido se produjo otra mala noticia para nuestra industria turística: TUI Países Bajos y Sunweb comunicaron que cancelaban sus vuelos a Ibiza. Hasta el director insular de Turismo, Juan Miguel Costa, se echó a temblar e imaginó un «efecto dominó» tras el anuncio de Gran Bretaña. Pues no: «Pensaba -cuenta el CEO de Neobookings- que tendríamos menos reservas y más cancelaciones durante los dos últimos días, pero no está ocurriendo eso. Es más, el jueves vimos un repunte de las reservas hechas directamente por el cliente, sin pasar por el turoperador». Han sacado la conclusión, y los hoteleros se lo han confirmado, de que «la gente quiere viajar como sea: una cosa es que el turoperador les cancele el viaje y otra que no se lo pueda montar el propio cliente comprando un billete de avión, que siguen volando a Ibiza». Porque una cosa «es cancelar a seis meses vista y otra cuando tienes las maletas en la mano», subraya Ramón. Ambos TTOO han dado, en ese sentido, un paso del que quizás se arrepientan en el futuro.

A algunos hoteles pitiusos les entró el tembleque al conocer la noticia de TUI y Sunweb, pero enseguida se tranquilizaron: «Los había que tenían hasta un 80% de clientes holandeses con TTOO. Se calmaron al ver que enseguida entraban reservas directas de particulares. Porque hay ganas de viajar. Mientras haya vuelos seguiremos trabajando», afirma Ramón, que recuerda que, afortunadamente, vivimos en «un territorio finito y limitado en el que para entrar hay que traer o pruebas PCR o certificado de vacunación. Eso da seguridad respecto a otros destinos».

Compartir el artículo

stats