Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE ve «interés especulativo» en el alquiler turístico de casas payesas

El grupo socialista de todas las instituciones de Ibiza reclama en un escrito de alegaciones la retirada del reglamento de simplificación administrativa del Consell por falta de justificación de las medidas previstas

Una casa payesa de la zona de Cala d’Hort. | J. A. RIERA

El grupo del PSOE del Consell de Ibiza y de las demás instituciones de la isla reclaman, a través de un escrito de alegaciones, la retirada del reglamento de simplificación administrativa en el que se regulan las agroestancias y el alquiler turístico de habitaciones de casas payesas. Los socialistas ven «un interés especulativo» en la explotación turística del suelo rústico a través de esta norma, cuyo impacto sobre el territorio y el medio ambiente, recalcan, «ni se ha evaluado ni justificado».

En concreto, el grupo del PSOE apunta que el reglamento, que cuenta ya con su aprobación inicial, no analiza las posibles repercusiones sobre el medio de la actividad turística que contempla y se limita a apuntar que será «de baja intensidad y respetuosa con el entorno». Sin embargo, en sus alegaciones los socialistas destacan que «no hay ningún informe que lo avale con rigor».

Como en este reglamento se mezclan cuestiones urbanísticas y territoriales con otras relacionadas con la ordenación turística y la actividad agraria, los socialistas señalan que debería ser «un instrumento extraordinario y con una justificación rigurosa». Además, consideran que «hay numerosos aspectos» incluidos en el reglamento que «no son competencia del Consell», lo cual «va en contra del Estatut d’Autonomia y altera leyes autonómicas agrarias, urbanísticas y de turismo», aunque no especifican más en su escrito de alegaciones.

Los socialistas también alegan que las cuestiones de ordenación turística deberían recogerse en la figura de los Planes de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT) o en el Plan Territorial Insular (PTI), tal como determina la ley balear de Turismo.

Del mismo modo, el preámbulo del reglamento justifica que el objetivo de la explotación turística de las casas payesas es «ayudar a su mantenimiento». El PSOE indica que el Consell tampoco ha emitido informe de la justificación socioeconómica de esta medida. «No se sabe, ni aproximadamente, cuántas del más de un millar de casas podrían acogerse a esta regulación ni cuáles son las necesidades de los propietarios de las casas ni de las familias que residen en ellas».

El PSOE recuerda que el vicepresidente primero del Consell, Mariano Juan, dijo, en declaraciones a Diario de Ibiza, que el alquiler turístico de las casas payesas supondrá «más de 6.000 plazas de alojamiento» tanto en suelo rústico común como en protegido. En todo caso, el alquiler turístico en suelo protegido precisa de una modificación del Plan Territorial Insular (PTI) y, por ello, no se ha incluido en este reglamento.

La propiedad y las fiestas

En el debate de política general del miércoles, Juan recordó que actualmente ya se puede explotar una casa payesa como una vivienda turística (en rústico común) y que, en este caso, lo que se hace es regular el alquiler de habitaciones durante 60 días al año. También destacó que el hecho de que la propiedad resida en la vivienda supone «el mejor control» para evitar que en estos espacios los inquilinos organicen fiestas ilegales.

Aparte de la regulación de las agroestancias y el alquiler turístico de las casas payesas, el reglamento establece diversas medidas para reducir los trámites administrativos, como la eliminación de facto de la tramitación de la cédula de habitabilidad en el Consell.

El PSOE advierte de que en «la supuesta simplificación se esconde la voluntad política de evitar controles públicos sobre determinadas actividades privadas, lo cual tendrá consecuencias muy negativas sobre el cumplimiento de la legalidad».

Compartir el artículo

stats