Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ibiza obtiene sólo el 0,4% de las últimas ayudas para Baleares de impulso de la energía solar

Cuatro proyectos pequeños solicitados para colocar paneles en las cubiertas de hoteles recibirán 80.000 euros del plan SolBal 2 | Mallorca consigue 14,6 millones para 28 parques solares y Menorca, cuatro millones para cuatro

Placas solares sobre la azotea de la sede de Diario de Ibiza.

Placas solares sobre la azotea de la sede de Diario de Ibiza.

Ibiza no sólo está lejos de Mallorca y Menorca en la producción de energías renovables, sino que tampoco avanza en su implantación. Sólo cuatro proyectos de instalación de placas solares en cubiertas de establecimientos turísticos de la isla recibirán poco más de 80.000 euros de la segunda convocatoria de ayudas del Ministerio de Transición Ecológica para impulsar la generación de energía fotovoltaica en Balears SolBal 2.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha adjudicado provisionalmente a Baleares 38 proyectos en esta convocatoria, financiada con fondos Feder de la Unión Europea, por un total de 18,7 millones: 28 instalaciones en Mallorca con una ayuda de 14,6 millones de euros, seis en Menorca (poco más de cuatro millones de euros) y las cuatro de Ibiza por las que se obtendrán 80.072 euros. Así, Ibiza sólo se beneficiará del 0,4% del total del presupuesto de SolBal 2, mientras que los proyectos adjudicados de Mallorca obtendrán el 78% y Menorca el 21,5%.

Inicialmente se habían presentado 44 propuestas: 33 de Mallorca, seis de Menorca y cinco de Ibiza, de las que, en la adjudicación provisional, se han descartado seis, cinco de Mallorca y una de Ibiza.

Potencia mínima

La potencia de los proyectos ibicencos que obtendrán esta ayuda económica para su ejecución es mínima comparada también con los de Mallorca y Menorca. Las cuatro instalaciones fotovoltaicas de la isla generarán una potencia de 0,499 Mw, cuando las de Menorca alcanzarán un total de 30,182 y las de Mallorca 111,481.

Las iniciativas de Ibiza corresponden al hotel Hard Rock de Platja d’en Bossa, con una potencia de instalación de 0,173 Mw, los apartamentos Can Farràs (0,101), el hotel Fenicia de Santa Eulària (sobre cubierta y marquesina en aparcamiento, con una potencia de 0,104 Mw) y el hotel Tarida Playa (0,121 Mw). Estas instalaciones deben estar operativas antes de que finalice 2022. Esta convocatoria daba prioridad a instalaciones de menor tamaño o en cubiertas.

El director general de Energía y Cambio Climático del Govern, Josep Malagrava, valora que se implanten placas solares en Ibiza, sobre todo en «cubiertas», pero insiste en que «sigue siendo necesario que haya más energía renovable en la isla y que, a su vez, se reduzca el consumo energético y se mejore la eficiencia». También destaca «el valor añadido» que obtiene la oferta turística si apuesta por las renovables. «Sabemos que han pasado un año muy duro, pero se han de implicar. Estas inversiones son rentables», justifica.

80.000 Ayudas que recibirán los cuatro proyectos de la isla

De los 18,7 millones de euros de la convocatoria SolBal 2 para Balears, cuatro de los cinco proyectos que se presentaron de Eivissa obtendrán 80.000 euros. En la primera convocatoria SolBal, dos proyectos más grandes de parques fotovoltaicas de Eivissa recibieron una ayuda de 1,5 millones. Formentera obtuvo entonces casi 300.000 euros para un parque en la Mola que ha sido rechazado por el Consell y Medio Ambiente.


0,49 Mw Potencia de las placas que se instalarán en hoteles

Los cuatro proyectos de Eivissa son muy pequeños en comparación con los de Mallorca y Menorca. Producirán 0,499 Mw de potencia, cuando las 28 instalaciones proyectadas en Mallorca alcanzarán los 111,481 Mw y los cuatro de Menorca 30,182 Mw. Todas las instalaciones previstas en Eivissa son sobre cubiertas de hoteles.

Ibiza no sólo es la isla de Baleares que más energía consume por habitante y en la que más ha aumentado en los últimos años, sino que, además, es en la que menos ha penetrado la producción de energía renovable. En concreto, el consumo de electricidad de Ibiza es de 5,81 Mw por habitante, el de Formentera es de 4,98 y el de Mallorca y Menorca, 4,76 y 5, respectivamente. Además, entre 2015 y 2019, se produjo un incremento de la demanda eléctrica en Ibiza del 9,93%, casi el doble que en Mallorca y Menorca (5,58% y 5,11%). En Formentera, la subida del consumo se situó en el 6,26%. Por contra, en Ibiza la potencia de las instalaciones de energías limpias es de sólo 5,7 Mw (3,8 en Formentera), cuando en Mallorca alcanza los 430 Mw y en Menorca 92,2.

El Govern insiste en que, pese a que sea más complejo por la orografía, se han de instalar más parques

decoration

Malagrava admite que «la orografía del terreno, más montañoso en general que en el resto de las islas», condiciona que sea «más complejo» hallar terrenos adecuados para instalar parques. En la primera convocatoria de Solbal, Ibiza obtuvo 1,5 millones para la implantación de los dos primeros parques en la isla, uno de ellos en Sant Rafel, con 11.500 placas.

En esa convocatoria también se aprobó la concesión de cerca de 300.000 euros para un parque fotovoltaico en el Pilar de la Mola, en Formentera, que, sin embargo, fue rechazado primero por el Consell y luego por la Comisión de Medio Ambiente de Balears.

Zonificar las áreas aptas

En este sentido, Malagrava sostiene que «hay que buscar soluciones que respeten el territorio y el medio ambiente», pero subraya que tienen que autorizarse más proyectos de parques solares porque «la ley de cambio climático de Baleares determina que el 70% de la energía se debe producir en las islas». Por ello, recuerda que los consells tienen pendiente «la zonificación de desarrollo prioritario de instalación de renovables para que los promotores sepan dónde pueden ubicar estos proyectos».

Compartir el artículo

stats