Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sucesos

La Guardia Civil busca a un italiano como autor de los disparos en una fiesta en Ibiza

Un joven de 28 años recibió seis disparos, tres de ellos en la cabeza y tres más en la pierna derecha. Hoy sigue en estado crítico

Vivienda donde tuvo lugar el tiroteo.

Vivienda donde tuvo lugar el tiroteo. Vicent Marí

Una fiesta privada que se celebraba en la madrugada de ayer en una villa de alquiler del barrio de Can Ramon, en las inmediaciones del Polígono Ca na Palava, en el municipio de Santa Eulària, acabó en un tiroteo con el resultado de dos heridos, uno de ellos muy grave tras recibir tres disparos en la cabeza y otros tantos en una pierna. Permanece ingresado en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, donde fue intervenido de urgencia durante seis horas. Según explican hoy desde la Policlínica, la víctima permanece en la UCI y sigue en estado crítico.

Según informó la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil, entre las dos y las dos y media de la madrugada de ayer, dos hombres irrumpieron en una fiesta que se celebraba en una villa de alquiler en Can Ramon. Uno de ellos, de 33 años de edad y nacionalidad italiana, según recoge el periódico italiano La Stampa, desenfundó un arma y comenzó a disparar. A los pocos minutos, volvieron a meterse en el vehículo en el que habían llegado y salieron huyendo de la vivienda.

Coches de la Guardia Civil en el interior de la vivienda. Vicent Marí

Uno de los inquilinos de la vivienda, de 28 años y nacionalidad italiana, recibió seis disparos con orificios de entrada y salida, tres de ellos en la cabeza y tres más en la pierna derecha que le han provocado fractura de fémur, según la última información facilitada por la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. Se registró además un herido leve, también italiano y de 35 años, que fue trasladado al Hospital Can Misses.

El 061 recibió la llamada a las 2.45 horas y a las 3.50 el herido grave ingresó con parada cardiaca resucitada en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. El hombre fue intervenido de Urgencias por equipos de las Unidades de Neurocirugía, Cirugía Maxilofacial, Cirugía General y Traumatología durante seis horas. Se le hizo además una reconstrucción facial, se le fijaron las fracturas con fijadores externos y se le colocó un bypass vascular sobre la arteria femoral. Actualmente su estado es crítico.

Un vecino «escuchó ruidos, como si alguien golpeara la carrocería de un coche, y luego una discusión muy fuerte»

decoration

Un vecino de esta vivienda narró ayer que los invitados llegaron a la fiesta a partir de las 23 horas en «un goteo constante». Pero no percibió ningún ruido porque al parecer la villa dispone, dijo, de un sótano que está insonorizado y donde presumiblemente se estaba celebrando la fiesta.

Este testigo, que prefiere no dar su nombre, narra que alrededor de las dos y media de la madrugada «escuchó ruidos, como si alguien golpeara la carrocería de un coche, y luego una discusión muy fuerte».

Al cabo de un rato salieron de la casa «dos coches a toda velocidad». Uno de ellos «volvió a los veinte minutos, más o menos. Era el mismo porque el motor hacía el mismo ruido», asegura. Tras entrar el vehículo en la villa, «al cabo de cinco minutos escuché un disparo». Este vecino insiste en que sólo pudo oír una detonación, a pesar de que el herido más grave recibió seis impactos de bala. Preguntado al respecto, respondió que «posiblemente» el resto de los tiros se produjeran en el interior de la villa «o con un silenciador». El disparo, recuerda, lo escuchó «sobre las 3.15 horas».

Poco después se desplazaron hasta la vivienda cuatro vehículos de la Policía Local de Santa Eulària y otros dos de la Guardia Civil, así como dos ambulancias .

La versión de este vecino difiere de la facilitada por el responsable de la empresa que gestiona el alquiler de esta villa, propiedad de un empresario de la isla. Cristian Palerm asegura que no se estaba celebrando una fiesta y que en el momento del tiroteo sólo estaban en la vivienda «14 personas, mis clientes». «No había nadie más».

El responsable de la empresa que alquila la vivienda niega que se estuviera celebrando una fiesta en su interior

decoration

Preguntado por quienes realizaron los disparos, explicó que eran «tres de fuera» de la vivienda, que «ni siquiera estaban invitados» a estar en el interior. «Entraron directamente», añadió con respecto a los sospechosos que busca la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación.

Mientras tanto, el violento suceso ha tenido una amplia repercusión en los medios italianos, de donde son los dos heridos y al menos el responsable del tiroteo.

La mayoría de los periódicos italianos descartan que el tiroteo fuese por un ajuste de cuentas o premeditado y apuntan que la causa de la agresión sería «trivial» y muchos hablan de celos.

El Corriere della Sera informa de que el herido grave, el joven italiano de 28 años, era el organizador de la fiesta y que el pistolero también sería un italiano de 33 años, que disparó desde un vehículo.

La radio RAI titula la noticia del suceso ‘Pelea por celos entre tres italianos en una fiesta’. Este medio de comunicación asegura que, a pesar de que la casa en la que se organizó la fiesta era alquilada, los tres italianos implicados (los dos heridos más el agresor) son residentes en la isla.

El periódico Il Messagero explica que los tres italianos son los que se habrían peleado por celos durante la fiesta, una discusión que se les fue de las manos y acabó a tiros. Añade que la pelea se habría iniciado en la villa entre dos hombres que discutían por una mujer, y que poco después llegó el hombre de 33 años armado y acompañado de una o dos personas y que se unió a la discusión, durante la cual empezó a disparar.

Compartir el artículo

stats