Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria y ocio nocturno

El primer ensayo en una discoteca de Ibiza se hará dentro de un mes

Para poder asistir se exigirá estar vacunado o presentar un test negativo y habrá que usar mascarilla

La prueba piloto se hará
en una discoteca 
al aire libre. D.I.j

La prueba piloto se hará en una discoteca al aire libre. D.I.j

Ibiza llevará a cabo una primera prueba piloto para la reapertura de las discotecas a finales de este mes o principios de julio, según explicó a Diario de Ibiza el gerente de Ocio de Ibiza, José Luis Benítez, y confirmó después el conseller y portavoz del Govern balear, Iago Negueruela. El primer ensayo para la vuelta del ocio nocturno en los grandes recintos musicales de la isla se llevará a cabo en uno de estos establecimientos, aún por determinar, al aire libre y con un aforo de unas 2.000 personas, tal y como indicó Benítez tras mantener una reunión con los responsables del Ejecutivo balear.

La fecha exacta la decidirá el Govern, con quien la plataforma de ocio ha mantenido diferentes reuniones para poder acordar la primera prueba de un gran evento nocturno en la isla desde que comenzó la pandemia mundial.

Fiesta de clausura de una discoteca de ibiza en 2016. Gabi Vázquez

El local en el que se va a desarrollar aún no está decidido tampoco, ya que el Govern está analizando la documentación de los que han presentado su oferta. Ya son siete las discotecas y cafés concierto de la isla que se han ofrecido para acoger la prueba piloto. En concreto, son cuatro discotecas, dos cafés concierto y un hotel concierto los establecimientos que han puesto sus instalaciones a disposición de la prueba, según detalló la Asociación de Ocio de Ibiza.

Lo que sí está decidido es que el evento se celebrará al aire libre y que será obligatorio el uso de mascarillas. Según detalló el responsable de Ocio de Ibiza, habrá zonas diferenciadas para el baile y para los servicios de bebidas. Asimismo, los asistentes deberán presentar una prueba PCR o de antígenos negativa o bien el certificado de la vacunación. «Llevamos negociando tiempo con el Govern y hemos llegado a una entente cordiale. Queremos hacer un evento piloto serio y profesional», aclaró Benítez.

«La isla se juega mucho ya que en este ámbito es referente mundial»

José Luis Benítez - Gerente de Ocio de Ibiza

decoration

Para el gerente de la asociación, que el ocio nocturno de Ibiza pueda garantizar todas las medidas de seguridad sanitaria es fundamental porque «la isla se juega mucho ya que en este ámbito es referente mundial».

La idea que se baraja es que dos semanas después de celebrar esta prueba piloto se valore si se han registrado o no contagios de covid. En caso de que el resultado sea exitoso, el objetivo es «empezar a abrir el ocio nocturno poco a poco, aunque con aforos más reducidos de lo que era habitual».

En busca de la normalidad

Por su parte, Iago Negueruela agradeció la predisposición de Ocio de Ibiza para encontrar una salida consensuada a la situación y aclaró que esta prueba piloto se hará «en condiciones lo más similares posible a la normalidad». Además, explicó que todos los detalles de este ensayo en una discoteca al aire libre se darán a conocer en una rueda de prensa conjunta con las instituciones ibicencas. Por otro lado, Negueruela recordó que muchos locales de ocio nocturno que tiene licencia también de bar pueden abrir en las mismas condiciones que estos y hasta las 24 horas a partir del próximo domingo.

El Govern balear ha dado marcha atrás después de desatar una lluvia de críticas por la prohibición de las actuaciones de dj en las islas y ha modificado el documento publicado en el BOIB el 22 de mayo por el que no permitía este tipo de actividades de música electrónica.

En un nuevo documento oficial, el Ejecutivo autonómico se retracta y modifica parcialmente el acuerdo para considerar ahora que la actuación de un discjockey «tiene la consideración de espectáculo cultural en vivo», por lo que está permitida su actividad dentro de las condiciones establecidas, como la de no poder comer ni beber en espacios cerrados con este tipo de actuaciones musicales ni ofrecer servicios propios del ocio nocturno.

Compartir el artículo

stats